Agustina Cosachov, la psiquiatra investigada por la muerte de Diego Armando Maradona, sumó hoy una nueva imputación por “falsedad ideológica”, por haber asentado en un certificado y en una historia clínica que el exastro futbolístico en octubre pasado se encontraba en buen estado de salud mental, sin ir a visitarlo, informaron fuentes judiciales.

El equipo de fiscales de San Isidro a cargo de la investigación, integrado por Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, le notificaron a la psiquiatra la nueva imputación a través de una cédula electrónica dirigida a su defensor.

(Télam)