La Justicia porteña ordenó la clausura del domicilio del barrio porteño de Barracas donde ayer se produjo un enfrentamiento, en el que hubo dos heridos mientras presuntamente se llevaba a cabo una reunión partidaria, y aguardaba el resultado de las pericias balísticas dispuestas en el lugar, informaron hoy fuentes judiciales.

Los voceros informaron que el fiscal Penal, Contravencional y de Faltas 31, Carlos Rolero Santurián, estaba a la espera de los resultados de esas medidas para comenzar a tomar declaraciones y establecer responsabilidades en el marco del expediente, en el que por el momento no hay detenidos.

El fiscal caratuló la causa como "lesiones por riña" y también ordenó el secuestro de los elementos encontrados en el domicilio señalado, situado en la calle Finochietto al 600.

El hecho se produjo ayer cerca de las 14.30, cuando al menos dos personas resultaron heridas, una de un disparo en la ingle y otra de un culatazo en la cabeza, tras un enfrentamiento ocurrido mientras se desarrollaba una reunión de política partidaria, según la información dada a conocer por fuentes policiales.

Al lugar llegaron efectivos de la Comisaría Vecinal 4D, luego de llamados de vecinos al 911 para alertar acerca de detonaciones de arma de fuego.

Los voceros policiales informaron a Télam que al llegar encontraron a un hombre herido de un culatazo en la cabeza, quien refirió que en instantes previos estaba dentro de la propiedad junto a unas quince personas, en el marco de una reunión de política partidaria de la Unión Cívica Radical (UCR).

No obstante, esta mañana, mediante un comunicado, la UCR de la ciudad de Buenos Aires desmintió la existencia de una sede partidaria en la calle Finochietto al 600 y pidió a la justicia que el hecho se esclarezca en forma "rápida y eficaz".

De acuerdo al relato de ese herido ante la policía, todo comenzó cuando desde una camioneta utilitaria Fiat Fiorino, comenzaron a efectuar disparos de arma de fuego y luego uno de los agresores lo golpeó en la cabeza con un revólver.

Por su parte, a pocas cuadras del lugar, los policías encontraron a otro hombre con un balazo en la zona de la ingle, por lo que ambos heridos fueron trasladados al hospital Argerich fuera de peligro, agregaron las fuentes policiales.

Los voceros de la fuerza de seguridad añadieron tras el hecho que en el interior del domicilio advirtieron la presencia de entre diez y quince personas, todos mayores de 30 años de edad, quienes respondieron con evasivas a las consultas de los agentes.

Asimismo, los oficiales encontraron arriba de una mesa dos pistolas calibre .22, aunque ninguno de los presentes se hizo cargo de su propiedad.

A raíz del episodio varios autos resultaron dañados tras los disparos. (Télam)