Dos allanamientos fueron realizados en las últimas horas en la ciudad de Córdoba en el marco de la causa en la que se investigan presuntas estafas mediante terapias egipcias de sanación, que ya tiene ocho personas detenidas y se ordenó la captura de dos sospechosos más, que aún no fueron hallados, informaron fuentes judiciales.

La causa por "asociación ilícita, estafas reiteradas y ejercicio ilegal de la profesión" está a cargo de la fiscal de Instrucción de la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero, Analía Gallaratto, quien en las últimas horas supervisó los allanamientos y firmó la orden de detención de otros dos sospechosos.

La investigación surgió a partir de la denuncia de alrededor de una veintena de personas que aseguraron haber sido estafadas con "terapias alternativas egipcias de sanación y psicología Seshen".

De acuerdo a lo que se conoce de la investigación, que tiene secreto de sumario, la organización operaba en la ciudad de Córdoba y localidades del interior provincial, como el caso de Huinca Renancó, Mina Clavero y Villa Cura Brochero, y en otros puntos del país.

El abogado Tomás Aramayo, quien representa a un grupo de damnificados, manifestó a Télam que hasta el momento son una veintena de personas que denunciaron “estafas” en Córdoba, y que en los próximos días podrían sumarse víctimas de Río Negro, Salta y Santa Fe.

Una fuente vinculada a la investigación manifestó que Álvaro Juan Aparicio Díaz, conocido en la organización como ‘licenciado Ahú Sari Merek’, está sindicado como el principal responsable de la asociación ilícita como presidente de la Escuela Internacional de Kábalah Científica y Meditación Egipcia.

Según los investigadores, Aparicio Díaz cumplía tareas como psicólogo clínico, escritor y egipciólogo, supuestamente sin título habilitante, y es uno de los ocho detenidos, mientras que los restantes son mujeres que se desempeñaban como psicólogas, presuntamente también de manera ilegal.

(Télam)