La hermana de Luana Cristina Carneiro De Melo, una estudiante y analista financiera brasileña de 25 años que en marzo de 2018 fue hallada muerta en el departamento que alquilaba en el barrio porteño de Colegiales, reiteró hoy su reclamo para que la justicia investigue el hecho como un homicidio.

"No fue muerte natural, estamos convencidos de eso", dijo hoy Laura Carneiro de Melo, la hermana de Luana, al canal de noticias C5N.

Además, la familia señaló a un hombre que trabajaba como empleado en el departamento como el principal sospechoso.

"Ella alquilaba un cuarto a una mujer y el principal sospechoso es empleado de esa mujer", dijo Amarildo Kuhn, cuñado de la fallecida.

En referencia al empleado, Kuhn dijo: "Tenía completo acceso al departamento, porque él trabajaba ahí".

Durante la investigación, los pesquisas rastrearon el teléfono de la víctima y, en el 2020, detuvieron a un hombre de nacionalidad boliviana, quien resultó ser hermano del empleado de la dueña del departamento.

El fiscal que interviene en la causa solicitó que se amplíe la investigación sobre el sospechoso, pero la jueza rechazó dos veces el pedido, y sólo lo imputó del hurto del teléfono, contó Kuhn en el día de ayer en diálogo con Télam.

El hecho ocurrió en marzo de 2018 cuando Carneiro De Melo fue hallada muerta en una de las habitaciones del departamento al que se había mudado hacía una semana, ubicado en el segundo piso del edificio de la calle Superí 2176, en dicho barrio de la zona norte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

En el caso intervino la fiscalía en lo Criminal y Correccional 21, a cargo de Carlos Vasser, y la jueza 63 del mismo fuero, Vanessa Peluffo, que caratularon el expediente como "muerte por causa dudosa, hurto y encubrimiento".

A partir de la opinión de una experta forense, que consideró que las marcas en el cuello de la víctima podían ser evidencia de haber sido sofocada, la familia pide que se investigue el caso por el delito de "homicidio". (Télam)