El Ministerio de Seguridad de la Nación acordó hoy con la Ciudad la realización de distintos operativos de control en conjunto con sus fuerzas de seguridad en distintos puntos de acceso a la Capital Federal para que se cumplan las restricciones decretadas por la Presidencia para evitar la propagación del coronavirus.

"Acordamos la realización de controles en conjunto en distintos puntos de la Ciudad, tras una reunión que se realizó en excelentes términos con las autoridades del gobierno porteño", aseguró a Télam el secretario de Seguridad nacional, Eduardo Villalba, quien explicó que casi 8.500 efectivos de las fuerzas federales participarán de los operativos en todo el AMBA, a los cuales se les sumarán agentes de la Policía de la Ciudad y de la policía bonaerense.

"Acordamos la realización de controles en conjunto en distintos puntos de la Ciudad, tras una reunión que se realizó en excelentes términos con las autoridades del gobierno porteño".

El encuentro entre las autoridades de Nación y Ciudad se concretó esta tarde, tras la reunión en la que esta mañana el presidente Alberto Fernández instó al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta a trabajar en conjunto para garantizar el cumplimiento del decreto para reducir los contagios.

Villalba explicó a Télam que del encuentro participaron el secretario de Articulación del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gabriel Fuks, y el secretario de Justicia y Seguridad de la ciudad, Marcelo D'Alessandro, y que se acordó la realización de operativos que se realizarán entre las 20 y las 6 para garantizar las restricciones a la circulación.

Además, durante el resto del día se concretarán controles en los colectivos y en los trenes para verificar que las personas que viajen tengan sus permisos obligatorios.

"Hicimos un mapeo general y consensuamos los lugares donde estarán los controles en los que participarán las fuerzas federales y en los que estará la policía de la ciudad o de la provincia", dijo Villalba.

De esta manera, la Nación aportará 8.500 efectivos entre la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, los cuales formarán parte de los controles fijos que se concentrarán en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, y realizarán operativos aleatorios en toda la red de transporte público.

La policía porteña hará operativos y controles dentro del ámbito de la ciudad donde se aplicará "una tarea de prevención, concientización y evitando la aglomeración de gente".

Además, se acordó con la Policía de la Ciudad la realización de controles en todos los accesos de la avenida General Paz, con un esquema parecido al que se había realizado el año pasado en los primeros meses de la cuarentena obligatoria.

Por su parte, la policía porteña hará operativos y controles dentro del ámbito de la ciudad donde se aplicará "una tarea de prevención, concientización y evitando la aglomeración de gente", dijeron fuentes del gobierno de la ciudad.

En tanto, la policía bonaerense aportará sus efectivos para los distintos patrullajes en los distritos del Gran Buenos Aires donde se producen las mayores aglomeraciones de gente.

"Vamos a intensificar los controles que se venían haciendo desde la semana pasada, nada más que ahora van a ser desde las 20", dijo a Télam Villalba, quien agregó que "se van a sumar controles en otros puntos que consensuamos con la Ciudad, se van a sumar operativos en el ámbito de la ciudad y se va a sumar todo lo que hagamos en los 31 distritos del conurbano, como así también otros controles que hacen los efectivos de la policía de la provincia".

"En el resto del día, vamos a mantener esos puntos y otros controles que tienen que ver con el transporte público", afirmó el funcionario nacional.

Según Villalba, con los operativos previstos se prevé "acotar bastante la circulación".

"Creo que el cumplimiento general de las restricciones ordenadas por el presidente fue bueno en estos días, de hecho, hoy vi menor circulación. La idea es cortar la masividad de la circulación y algunas actividades que producían aglomeraciones y contagios", agregó.

Esta mañana, el secretario Fucks aseguró que los controles fijos se van a establecer "en los mismos lugares en los que ya están llevándose a cabo, entre ellos puente La Noria, puente Pueyrredón, en el ramal Pilar y en la autopista Ricchieri".

Fuks manifestó que al momento de detener la marcha de un vehículo o de interceptar a alguna persona en esos controles, los integrantes de las fuerzas de seguridad le va a pedir el permiso de circulación y que van a "aplicar la lógica del sentido común".

"No se va a establecer una punición irracional, hay primero una advertencia y una cantidad de situaciones previas", añadió el secretario, quien enfatizó que estas medidas no son "una persecución" sino que apuntan a "reducir la circulación". (Télam)