Una mujer de 74 años que había sido baleada en la puerta de su casa en Rosario la semana pasada murió en un hospital, mientras que su nieta de 9 años continúa internada fuera de peligro, Informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Magdalena Nélida Acosta (74), quien fue atacada el jueves pasado por la tarde en el Pasaje Rafaela al 5.200, del barrio Ludueña, ubicado en la zona noroeste de Rosario, consignaron a Télam voceros vinculados a la investigación.

Según la investigación a cargo del fiscal de homicidios dolosos de Rosario Adrián Spelta, la mujer junto a una nieta de 9 años y varios vecinos se encontraban en las veredas de sus respectivas viviendas cuando fueron sorprendidos por hombres encapuchados que abrieron fuego al paso desde una moto y una camioneta color roja.

La mujer cayó malherida y fue trasladada al hospital de Emergencias junto a su nieta, quien también había sido alcanzada por los disparos.

En ese centro asistencial, los médicos constataron que Acosta presentaba 10 heridas de arma de fuego, por lo que permaneció internada en estado grave hasta ayer, cuando murió, añadieron los informantes.

En tanto, la niña continuaba este lunes recuperándose de una fractura expuesta que sufrió en una pierna tras ser alcanzada por uno de los disparos.

Según los testigos, la mujer fue una víctima circunstancial de un ataque ejecutado por presuntos sicarios de bandas que se disputan el territorio para la comercialización de drogas.

Al ver que los encapuchados comenzaron a disparar, la mujer alcanzó a gritarles que dejaran de hacerlo porque había muchos niños jugando.

Para ponerla a salvo, la abuela empujó a su nieta hacia el interior de la vivienda y se tiró encima para protegerla, detallaron las fuentes.

Con la muerte de Acosta, ascienden a 88 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario. (Télam)