El gendarme de 55 años que había sido baleado el sábado pasado cuando se hallaba en una vivienda de la ciudad de Rosario murió en las últimas horas mientras agonizaba en un hospital, en tanto los investigadores intentan determinar las causas del crimen, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho se registró el sábado último al rededor de las 20.30 en una vivienda ubicada en el pasaje 1890 al 4100, entre las calles Rouillon y avenida Presidente Perón, de la zona sudoeste de Rosario.

El hombre, identificado por las fuentes policiales como José Oscar Godoy y que pertenece a la fuerza de Gendarmería Nacional, fue trasladado al hospital de Emergencias de Rosario por familiares y vecinos, quienes dijeron en el centro asistencial que escucharon detonaciones y posteriormente el hombre comenzó a sentirse mal y fue cuando detectaron que estaba herido.

Allí los médicos constataron que presentaba una herida de arma de fuego en la zona de la espalda sin orificio de salida por lo que fue intubado y permaneció en la Unidad de Terapia Intensiva con pronóstico reservado hasta anoche, cuando se produjo su deceso, añadieron los informantes.

El gendarme, oriundo de la provincia de Chaco y que prestaba servicios en esta ciudad del sur de Santa Fe, presuntamente había ido a visitar a su pareja y se investiga si esa casa fue blanco de un ataque a balazos que dejaron herido al hombre.

El caso es investigado por el fiscal de Homicidio Dolosos de turno en Rosario, Patricio Saldutti, quien solicitó una serie de medidas que apuntan a determinar la mecánica del hecho e identificar al o los tiradores.

Con el crimen del gendarme, ascienden a 123 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario. (Télam)