Un hombre de unos 30 años fue baleado en la cabeza tras una discusión hoy en la ciudad de Rosario y por el ataque quedó detenida una mujer policía y su marido, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió este mediodía en las calles Caracas y Matheu del barrio Nuevo Alberdi, ubicado en el noroeste de esta ciudad santafesina.

La víctima, identificada por los vecinos como Maximiliano Lucero, fue internada en un hospital “y está muy grave”, dijo el fiscal que interviene en el caso, Gastón Ávila.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el hombre baleado había discutido con el marido de la mujer policía, quien se desempeña en la seccional 12a.de Rosario.

“Un vecino del barrio discutía con un hombre de acá enfrente, lo invita a pelear y sale la mujer que es empelada policial y le da un tiro en el cráneo”, dijo el fiscal en declaraciones a la prensa desde el lugar del hecho, aunque aclaró que las averiguaciones eran “preliminares”.

La mujer y su marido quedaron detenidos por orden del fiscal que interviene en la investigación, quien adelantó que pedirá la participación de otra fuerza de seguridad para investigar el hecho.

“El arma está secuestrada. La mujer permitió el ingreso de personal policial para su aprehensión y entregó el arma”, sostuvo el fiscal Ávila, quien también ordenó la intervención de la Agencia de Control Policial, ex Asuntos Internos.

Según las primeras averiguaciones, la mujer que disparó contra el vecino no estaba de servicio sino en su casa.

La discusión entre la víctima y el marido de la agresora se habría producido por una garrafa, según contaron los vecinos del lugar, que debió ser vallado ante la “conmoción” que provocó el episodio violento.

La madre del hombre baleado, que vive a pocos metros de donde ocurrió el hecho, dijo a Canal 3 de Rosario que “los milicos se cagaban de risa porque somos negros de la villa”.

“Mi hijo está agonizando, tiene un tiro en la cabeza”, sostuvo la mujer, para agregar que los policías “se ríen porque somos de un barrio humilde, somos los negros de mierda”.

El fiscal, en tanto, confirmó que dejó “a ambos detenidos”, en relación a la mujer policía y su parea.

“Tengo que recabar los testimonios de los vecinos y desentrañar bien cuál fue la participación de cada uno y cuál fue el rol en el hecho”, abundó el representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA). (Télam)