Un bebé de un año ingresó hoy muerto al hospital cabecera de la ciudad jujeña de Libertador General San Martín, y por el hecho aprehendieron a sus padres hasta determinar las causales del deceso, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la madrugada de este viernes, poco antes de las 6, cuando un bebé de un año ingresó fallecido a la guardia del Hospital Oscar Orias de la ciudad de Libertador General San Martín, distante a 124 kilómetros de la capital jujeña.

Ante esta situación, el personal médico de la institución dio aviso al personal policial, que cumplía tareas de vigilancia en el lugar, y comenzaron las primeras diligencias procesales para el esclarecimiento.

La fiscal Claudia Moreno dispuso que se realice la autopsia al niño y que los padres queden alojados en la comisaría local, hasta tanto se obtengan los resultados de la correspondiente autopsia.

El comisario inspector y jefe de la Unidad Regional 4, Fabio Chaile, en una rueda de prensa confirmó el hecho y no descartó ninguna hipótesis al ser consultado si el bebé fue víctima de violencia.

"No se descarta ningún tipo de acciones, pero ello quedará supeditado al examen médico que realicen los profesionales médicos y los resultados que arroje el estudio forense", señaló el efectivo policial.

Finalmente, consideró que en el caso que se confirme que la muerte se debe a un delito y no de manera accidental, "es un hecho grave en el ámbito del delito penal", refirió Chaile, y sostuvo que tal situación causó preocupación en la comunidad de Libertador General San Martín. (Télam)