El padre de Ciro y Luciano Pertossi, dos de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, dijo hoy que sus hijos "no son asesinos" y que lo que pasó es "tremendo" y "una desgracia".

"Uno cree que las cosas están encaminadas en la vida y llega esto, y no sé qué pensar. Mis hijos no son asesinos, son chicos, son adolescentes, no puedo creer de lo se está acusando", dijo Mauro Pertossi frente al Tribunal Oral Criminal 1 de Dolores, al declarar como testigo. (Télam)