Un hombre fue asesinado esta madrugada a balazos en la ciudad santafesina de Rosario tras ser perseguido por delincuentes que iban a bordo de un auto robado en la vecina localidad de Funes durante una entradera a una familia, informaron fuentes policiales.

La víctima, identificada como Ángel Ocampo, murió esta madrugada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), a donde fue trasladado para su atención médica debido a las múltiples heridas de bala que presentaba al ser hallado por la Policía en la intersección de las calles Dorrego y Tucumán, en el centro de Rosario.

Efectivos de la Policía Motorizada arribaron al lugar poco después de las 5 luego de que se recibiera una alerta en la Central de Emergencias 911 sobre la presencia de un hombre que había recibido al menos tres disparos en el pecho.

Ocampo fue llevado al HECA, donde fue operado por varias horas pero a las 6.15 el personal médico confirmó su deceso.

Según las fuentes, la víctima relató antes de morir que había sido perseguido por una pareja que iba a bordo de un automóvil Nissan.

En su huida, los asesinos chocaron con un taxi en la intersección de las calles Catamarca y Dorrego y abandonaron el vehículo, a una cuadra al norte de donde los policías hallaron al hombre.

Según trascendió, entre las pertenencias de la víctima se habría encontrado una riñonera negra con dos envoltorios con cocaína.

La fiscal de homicidios en turno, Gisella Paolicelli, ordenó el relevamiento de las cámaras de videovigilancia, tanto públicas como privadas, para identificar a los autores de los disparos.

Personal del Gabinete Criminalística de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), que preservó y relevó la escena del crimen, recogió en el lugar 15 vainas servidas nueve milímetros, cinco plomos, tres celulares y un cargador de una pistola calibre 9 milímetros.

Los voceros añadieron que el Nissan involucrado en el hecho tenía pedido de captura desde el 11 de mayo último, cuando fue robado a una familia que fue víctima de una entradera en la ciudad de Funes, situada a unos 15 kilómetros al oeste del centro de Rosario, en un asalto en el que también sustrajeron una camioneta Honda CVR marrón. (Télam)