Una mujer fue asesinada de un golpe en la cabeza en el interior de su casa de la localidad neuquina de Centenario y por el femicidio la justicia dictó la prisión preventiva de la expareja de la víctima, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió alrededor de las 4 del sábado pasado en una vivienda de dicha localidad de la provincia de Neuquén, donde María Cristian Ancatén participaba de un festejo familiar.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) neuquino informó que la mujer fue atacada a golpes en el interior del baño de esa vivienda y murió a raíz de un "traumatismo de cráneo", según la autopsia de los peritos del Cuerpo Médico Forense.

Según el MPF, "el acusado y la víctima habían sido pareja, estaban separados desde hacía un tiempo y ambos participaron de la celebración", y durante la misma, "él la hostigó en el contexto de una relación que estuvo signada por la violencia de género de parte del imputado hacia la mujer, tanto mientras tuvieron el vínculo como una vez terminado".

A partir de los elementos incorporados a la causa, la fiscal Carolina Mauri y la asistente letrada Lucrecia Sola imputaron ayer a la expareja de la víctima del delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio", el cual contempla en un futuro juicio oral la pena de prisión perpetua.

Además, las representantes del MPF solicitaron que el imputado quede detenido con prisión preventiva porque "existe riesgo de entorpecimiento de la investigación, riesgo de fuga y riesgo para familiares de la víctima".

En tanto, el abogado querellante que interviene en representación de la familia de la víctima adhirió al planteo de la fiscalía.

Finalmente, la jueza de Garantías avaló la formulación de cargos, el plazo de investigación lo fijó en cuatro meses, y respaldó el pedido de prisión preventiva por un lapso de seis meses.

Por su parte, la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) de Neuquén señalaron en un comunicado de prensa que Ancatén "es la tercera víctima fatal de violencia machista del 2021" en esa provincia, la cual "se ubica en el tercer puesto en el penoso 'ranking' de femicidios en nuestro país".

"Cristina era nuestra compañera de Barrios de Pie. Había denunciado por violencia de género a Damián Retamal, quien a pesar de ello la asesinó a golpes el viernes por la noche", señalaron.

Y añadieron. "El Poder Judicial sigue tratando a las mujeres como un número, las revictimiza y no cumple con la función de protegerlas. Porque en las comisarías desestiman las denuncias. Porque nuestras vidas no valen." (Télam)