Matías Ezequiel Martínez, el policía acusado del matar a Úrsula Bahillo en la ciudad bonaerense de Rojas, permanecerá detenido en la Alcaidía Penitenciaria Junín, mientras continúa la tramitación de la causa en la que está acusado de femicidio agravado por premeditación y alevosía, informaron hoy fuentes judiciales.

Los voceros dijeron que Martínez deberá contar con asistencia psicológica diaria, mientras que, debido al protocolo que se implementa en las unidades carcelarias para prevenir el Covid-19, permanecerá 14 días aislado.

Cuando fue detenido el pasado lunes, el policía fue alojado en el Hospital General de Agudos de Pergamino, ya que se había autolesionado con el mismo cuchillo que empleó para apuñalar a Úrsula al menos 15 veces.

Luego, fue trasladado a la seccional de Conesa, de donde fue sacado con rumbo desconocido la noche del miércoles cuando los vecinos se enteraron de que estaba allí y rodearon la dependencia.

Esta mañana, el fiscal del caso, Sergio Terrón, dijo a la prensa que el acusado debió ser trasladado por prevención y que incluso llegó a estar alojado en San Nicolás y Morón hasta que hoy fue llevado a la fiscalía de Chacabuco para ser indagado.

Ahora, el policía permanecerá alojado en la alcaidía de Junín hasta que la Justicia resuelva su situación procesal. (Télam)