Al menos siete personas fueron aprehendidas esta tarde cuando se manifestaban en una marcha convocada en el departamento mendocino de Rivadavia para reclamar justicia por el femicidio de la joven Karen Ríos (20) asesinada hoy a puñaladas por la expareja de su hermana.

Aunque desde el Ministerio Público Fiscal informaron que no existía ninguna denuncia previa contra el detenido, tras el femicidio de Karen, los vecinos y amigos de la familia insistieron en que el hombre ya había amenazado varias veces a la hermana de la joven fallecida.

En diálogo con Noticiero 7 de Mendoza, Jaquelina Salguero, la tía de la jóven, contó que la expareja del detenido le dijo que había ido a la comisaría para denunciarlo pero que la dejaron esperando y le pidieron que volviera otro día, versión que según trascendió estaba siendo investigada por la Justicia.

La marcha convocada por familiares, amigos, vecinos y conocidos de la familia atacada llegó hasta el edificio municipal y, a su vez, se manifestó en la puerta de la Comisaría 13ª ubicada frente a la plaza departamental del municipio del este mendocino, a unos 60 kilómetros al este de la capital provincial.

La movilización, que transcurrió de manera pacífica con cientos de asistentes que exhibían carteles contra la violencia de género y pedían justicia, culminó con disturbios donde intervino la policía y aprehendieron, al menos, a siete personas.

Según informaron las fuentes, un grupo reducido de jóvenes empezó a lanzar piedras a la puerta de la comisaría y fueron repelidos por la policía con gas pimienta y balas de goma, tras lo cual, fueron aprehendidos.

Los manifestantes reclamaban justicia por la joven de 20 años que fue asesinada hoy a puñaladas por la expareja de su hermana, que además atacó a otras tres personas que estaban en la vivienda, entre ellas a su exsuegra, tras lo cual fue detenido, en la localidad mendocina de Rivadavia. (Télam)