Los fiscales a cargo de la causa por la muerte de Facundo Astudillo dijeron hoy, a un día de cumplirse un año de la desaparición del joven, que su "compromiso" con la sociedad, la familia de la víctima y su madre, es llevar adelante una "investigación profunda" que "siga cada pista e intente responder cada interrogante".

Así lo manifestaron la fiscal federal de Santa Rosa, Iara Silvestre; el fiscal general subrogante ante la Cámara Federal de Bahía Blanca y titular de la Unidad Fiscal de Ciberdelincuencia, Horacio Azzolín; y el fiscal a cargo de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Héctor Andrés Heim; en una entrevista publicada esta tarde en la página web oficial www.fiscales.gob.ar

Respecto del funcionamiento de este grupo de fiscales, señalaron: "Todo es sometido al análisis del equipo y las decisiones se adoptan en función de esos aportes, sobre los que luego decidimos también en conjunto".

"La circunstancia de que los y las integrantes del equipo conozcamos y asumamos nuestra ubicación y responsabilidad institucional, hace que tengamos claro el objetivo y estemos cohesionados en función de ello", añadieron.

Dado que Silvestre se encuentra en Santa Rosa, La Pampa; que Azzolin y Heim tienen sus oficinas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y que el expediente y sus evidencias se encuentran físicamente en Bahía Blanca; explicaron que "el trabajo se coordina básicamente a través de las herramientas tecnológicas que tenemos a disposición, como grupos de WhatsApp, mails, Zoom, etc.".

"Eso hace que podamos estar cerca a pesar de la distancia y continuamente comunicados seguir el trámite de la causa", contaron.

Además, los fiscales consideraron "indispensable" para la investigación el trabajo técnico de las direcciones generales de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (Datip) y de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic). (Télam)