Los investigadores de la muerte de Diego Armando Maradona determinaron que los números telefónicos de los celulares que poseía el exastro del fútbol mundial fueron cambiados durante el 2020 en seis oportunidades y, según el análisis de las comunicaciones, siete de cada diez llamados que recibía no eran respondidos, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de un aparato Iphone 7 Plus gris oscuro y un Iphone 8 Plus negro que pertenecían al Diez, los cuales fueron peritados mediante el UFED (Dispositivo Universal de Extracción Forense, según sus siglas en inglés), que determinó, además, que seis conversaciones de WhatsApp de cada uno de los teléfonos habían sido borradas. (Télam)