El joven de 20 años que ayer se había entregado por su presunta participación en el homicidio del contador Gonzalo Calleja, hallado asfixiado en un campo de trigo en las afueras de la ciudad entrerriana de Paraná, fue liberado hoy luego que la fiscalía determinara que al momento del hecho estuvo en otra localidad, informaron fuentes judiciales.

El fiscal Santiago Alfieri tomó la decisión luego que el abogado del sospechoso entregara su teléfono celular que lo ubicó en una ciudad de la provincia fuera del departamento Paraná, aunque continuará vinculado a la investigación. (Télam)