Una joven que estaba detenida e imputada del crimen de su hija de dos meses, cometido el 1 de abril último en la localidad mendocina de Las Heras, fue excarcelada, mientras el padre de la víctima seguirá preso como principal sospechoso.

Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que el fallo judicial benefició a Solange Díaz (21), quien había sido acusada del homicidio de su hija Emma, junto a Leonel Peralta (22).

El fiscal de Homicidios, Carlos Torres, dispuso liberar a la mujer luego de recibir los resultados de los últimos peritajes dispuestos en la causa, entre ellos, los antecedentes por violencia de género de la pareja de la joven.

"Díaz continuará con entrevistas psicológicas", dijo este mediodía el abogado de la mujer, Renzo Maturano, y agregó: "Lo agradecí en la audiencia y se lo dije a la familia, que se le permita por primera vez hacer el duelo porque Solange fue inmediatamente detenida, al otro día de la muerte de Emma, y esto es muy importante para la salud mental de ella".

La joven recuperó la libertad ayer, luego de una audiencia que estuvo a cargo de la jueza Dolores Ramón y en la que el fiscal pidió la prisión preventiva de Peralta por el delito de "homicidio agravado por el vínculo".

En tanto, la defensa del hombre sostuvo su inocencia en función de la declaración del propio acusado, quien aseguró que la bebé murió ahogada cuando era amamantada.

A su vez, el abogado Maturana recordó que ya pidió el sobreseimiento de Díaz y adelantó que a partir de la excarcelación sumará un nuevo requerimiento en ese sentido.

"Lo que preponderó el fiscal, y nosotros lo habíamos planteado también, es la perspectiva de género. Peralta ya fue condenado por lesiones leves contra Solange en 2021. Además están los testigos que ratificaron varios hechos de violencia", concluyó el letrado.

El hecho ocurrió el pasado 1 de abril, cuando la beba ingresó al hospital Gailhac, de Las Heras, sin signos vitales luego de amamantarla, indico su madre a los médicos.

Tras asistir a la beba los médicos hallaron lesiones y que no había indicios de broncoaspiracion, por lo que activaron el protocolo y dieron aviso a la fiscalía de turno.

El informe preliminar de la autopsia arrojó que la beba tenía un golpe en la cabeza y signos de ahorcamiento, por lo que el fiscal Torres libró una orden de detención para ambos padres. (Télam)