Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) que el 18 de febrero último mató de un disparo a un remisero durante un operativo en la ciudad de Mendoza fue liberado hoy luego de que la fiscal de la causa cambió la calificación legal al determinar que hubo un exceso en la legítima defensa, informaron fuentes judiciales.

Se trata del único acusado que hasta el momento hay el hecho, un efectivo de PFA cuya identidad no fue revelada, que presta servicio en la provincia cuyana y a quien la fiscal de Homicidios Andrea Lazo había imputado por el delito de "homicidio agravado por pertenecer a una fuerza de seguridad" en perjuicio de Facundo Martínez (43).

Sin embargo, luego de tres semanas de investigación en las cuales revisó los resultados de las pericias, la funcionaria judicial cambió la calificación para el efectivo a "exceso de legítima defensa", un delito excarcelable, por lo que este miércoles recuperó su libertad.

La decisión surgió luego de que la fiscalía determinó que la víctima atropelló al efectivo durante un control vehicular y esté reaccionó con dos disparos de advertencia y un tercero hacia el conductor, al verlo agachado con la aparente intención de tomar algún objeto.

Sobre esta decisión el abogado del efectivo de la PFA, Carlos Moyano, dijo este mediodía que pedirán "la semana próxima un juicio abreviado por el homicidio de Martínez".

"De ser aceptado por la fiscalía y por el juez correspondería la condena que será aceptada reconociendo la responsabilidad del hecho con el cambio de calificación dado por el Ministerio Publico Fiscal, por exceso de la legitima defensa", concluyó el abogado.

El hecho ocurrió el 18 de febrero pasado cuando Martínez circulaba al mando de un auto Ford Mondeo por las calles cercanas a Montecaseros y Salta en la ciudad de Mendoza, donde que fue detenido por personal de la PFA que estaba en un operativo por la zona.

De las primeras pericias surgió que los policías trabajaban sobre un dato por comercialización de estupefacientes y, en ese contexto, observaron un vehículo con actitud sospechosa que resultó ser el de Martínez, por lo que decidieron detenerlo para identificarlo.

En este marco, Martínez decidió evadirlos, ya que no tenía la documentación en regla para circular, por lo que aceleró el vehículo y atropelló en una de sus piernas al policía, quien cayó al piso y, desde esa posición, realizó al menos dos disparos de advertencia y un tercero que dio en el tórax del conductor y falleció en el lugar.

(Télam)