La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (Unesco), Audrey Azoulay, condenó hoy el asesinato de la periodista correntina Griselda Blanco y pidió una investigación "completa y transparente" para esclarecer el crimen.

"Condeno el asesinato de Griselda Blanco. Los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación, especialmente los que denuncian irregularidades y violaciones de los derechos humanos, deben ser protegidos de la violencia y las represalias", señaló Azoulay en un comunicado de prensa publicado en el sitio web de la Unesco.

"Pido a las autoridades que garanticen que la investigación anunciada sobre este crimen sea completa y transparente, y que los responsables comparezcan ante la justicia", concluyó la funcionaria francesa que dirige le organismo internacional.

"La Unesco promueve la seguridad de los periodistas, con particular énfasis en las mujeres periodistas, mediante campañas mundiales de sensibilización, programas de formación y a través del Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad", concluye el comunicado.

(Télam)