La ministra de Salud de Entre Ríos, Sonia Velázquez, abogó hoy por el esclarecimiento del crimen de uno de los choferes oficiales del organismo, quien ayer fue hallado calcinado en un auto incendiado en Paraná, con un disparo en la cabeza y con sus dos manos amputadas y arrojadas en un basural de esa ciudad entrerriana.

"No te despediremos hasta que tu muerte no se esclarezca", escribió Velázquez en su perfil de Facebook respecto de la víctima, Silvio Marcelo Cabeza (49).

De acuerdo a los pesquisas, el cadáver de Cabeza fue encontrado minutos después de las 2 de ayer en un Renault Clío propiedad de su hermana, que se estaba incendiando en un descampado sobre calle Virrey Vértiz, a metros del Club Ciclón del Sur, en la capital entrerriana.

Mientras que cerca de las 7.20 se hallaron sus dos manos dentro de una bolsa de residuos en el Volcadero, un basural a cielo abierto ubicado a unas 30 cuadras del centro de Paraná.

"Le pondremos voz a tus anécdotas", señaló la ministra Velázquez, quien bregó por "un merecido reconocimiento" a la "contracción al trabajo en pandemia" de Cabeza.

"Nos quedamos con tristeza, incertidumbre y con esa sensación de angustia que nos atravesó el cuerpo cuando nos despertamos esta mañana con tu noticia", agregó la ministra entrerriana.

"No te merecías esto, vos ni ningún ser humano en este universo. Abogaremos por un pronto esclarecimiento. Queremos Justicia para Marcelo, descansa en paz compañero, Salud siempre te tendrá presente", concluyó Velázquez.

Cabeza se desempeñaba dentro del Ministerio de Salud entrerriano desde 2006, también figuraba con un monotributo de alquiler de remises, y era un activo militante del peronismo de esa provincia. (Télam)