La jueza de instrucción Alejandra Provítola escuchará como testigos hoy a la tía, la madre y un policía por el caso del menor de 6 años que ayer fue retirado por una desconocida, quien se hizo pasar por un familiar, de una colonia de vacaciones en el barrio de Caballito.

Antes de indagar a Jazmín, la imputada y detenida ayer, la jueza quiere escuchar como testigos a la familia del menor y al policía que actuó en el operativo de detención.

Luego de esas testimoniales, Provítola indagará entre hoy y mañana a la imputada quien permanece incomunicada. Por ahora se evalúa la imputación de sustracción de menores y las sospechas alcanzan hasta un posible caso de abuso sexual.

Además se aguarda el estudio psiquiátrico para conocer el estado de salud mental de la imputada. Paralelamente la jueza aguarda el peritaje sobre el teléfono celular de la detenida lo que permitirá inferir si pudo tratarse de un plan premeditado. SOF/KDV NA