Un joven de 26 años fue detenido en el partido bonaerense de Tigre acusado de “lesiones gravísimas agravadas”, luego de que su pareja, internada hace una semana por el estallido de su bazo, se animara a denunciar que su lesión era producto de una paliza y que era víctima de violencia de género, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La detención del imputado, identificado por la policía como José Luis Vanacor (26), fue concretada anoche por efectivos del Destacamento Villa La Ñata de la Estación de Policía Departamental de Seguridad (EPDS) de Tigre, en un domicilio de la calle Tirso de Molina al 3400 de ese partido del norte del conurbano.

Vanacor fue detenido por orden de los fiscales Diego Callegari y Mariela Miozzo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre, luego de que la víctima pudiera denunciar en el hospital donde está internada y ante los funcionarios judiciales, que había sido víctima de violencia de género.

“Perdió el miedo ante el personal de la fiscalía y contó todo. Dijo que tenía el bazo destrozado producto de una de las trompadas que le dio el imputado en una paliza que le dio el 22 de agosto pasado”, dijo a Télam una fuente judicial.

Según las fuentes todo comenzó el 23 de este mes, cuando la víctima -una mujer de 26 años cuya identidad se reserva para resguardarla-, fue llevada por su suegra a una salita de Tigre con un fuerte dolor abdominal.

Al día siguiente, la víctima fue trasladada al Hospital de José C. Paz, donde los médicos detectan que tenía el bazo estallado y fue sometida a una operación.

Ese mismo día fue la hermana de la joven la que, al sospechar que el cuadro de la víctima podía estar vinculado a un hecho de violencia de género, denunció el caso a través de una aplicación ciudadana.

Con esa denuncia y el diagnóstico médico de que esa lesión sólo pudo producirse a raíz de un golpe, personal de la fiscalía de Violencia de Género de Tigre se presentó ayer en el hospital y ante ellos la propia víctima formuló la denuncia y reconoció que su pareja la había golpeado.

Los fiscales tomaron además testimonios a la madre y a la hermana de la joven e intervinieron para que la Justicia de Familia ponga en custodia de la familia de la víctima a los dos hijos de la pareja.

Con todos esos elementos, Callegari y Miozzo dispusieron anoche la aprehensión de urgencia del presunto golpeador, Vanacor, quien ahora quedó imputado en una causa caratulada como “lesiones gravísimas agravadas por el vínculo y por violencia de género”.


(+Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463). (Télam)