La familia de una joven que fue atacada a golpes y tras dos meses de agonizar murió en la ciudad de Azul, hecho por el cual está detenida su pareja, reclamó hoy que se lleve a cabo un pronto juicio oral por el femicidio, al cumplirse seis años del primer Ni Una Menos.

La víctima del ataque fue Elba Eliana Mendilaharzu (27), madre de cuatro hijos, mientras que el acusado es Marcos Ponce (34), quien está procesado con prisión preventiva por femicidio, a la espera del juicio y alojado en un penal bonaerense.

"Cómo mamá de Eliana pido hoy, a 6 años del surgimiento en el país del movimiento Ni Una Menos, justicia para ella y para muchas mujeres que son asesinadas. Eliana tenía 27 años, cuatro menores, uno de apenas dos meses. La recuerdo con mucho dolor y tristeza, pero también tengo fuerza para seguir la lucha por ella", expresó a Télam María de los Ángeles Zárate.

"El día de hoy lo conmemoro como un día más de recuerdo, pero no de nostalgia y temor, sino como un día de lucha, así tiene que ser. Porque vivas es como nos queremos y vivas es como nos merecemos estar", agregó.

Zárate reclamó "celeridad en el tratamiento de las leyes, que impliquen soluciones de fondo a la problemática de la violencia contra la mujer" y "compromiso de todos los poderes del Estado para lograr la capacitación de todas y todos los operadores de los sistemas estatales en materia de género".

Respecto del caso de su hija, solicitó a la justicia que la causa llegue lo antes posible a juicio.

Elba Eliana Mendilaharzu, a quien llamaban "Ely", estuvo internada en grave estado más de dos meses entre el 17 de agosto y el 28 de octubre pasado, cuando murió en el Hospital Municipal Ángel Pintos, de Azul.

De acuerdo a los médicos, la paciente ingresó con un hematoma extenso en la zona epidural izquierda, del cual no pudo recuperarse a pesar de haber sido sometida a dos intervenciones quirúrgicas durante su internación.

Tras la muerte de la víctima, la fiscal de la causa, Karina Gennuso, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Azul, ordenó que se practique la autopsia y que se cite nuevamente a indagatoria al acusado para formularle una nueva imputación por femicidio.

El hecho ocurrió cerca de las 22 del domingo 16 de agosto en una casa ubicada en Camilo Gay al 1000, casi esquina Guido Spano Oeste, en Azul, a 300 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Buenos Aires, donde Elba convivía con el imputado y con quien ese día había compartido un asado con amigos y parientes.

Para la fiscal Gennuso, la mujer fue atacada en el interior de la habitación matrimonial de la vivienda en el marco de "violencia de género y maltrato habitual" por parte del acusado, quien presuntamente la "agredió físicamente con intenciones de ocasionarle la muerte, tomándola de su cuerpo y haciéndola caer al piso, luego de lo cual le propinó al menos un golpe en la cabeza".

A raíz del ataque, la víctima quedó tirada inconsciente entre la cama y la cuna del hijo de dos meses, tras lo cual fue hospitalizada.

Por insistencia de los acompañantes de la mujer, entre ellos el propio Ponce, y contra el consejo de los médicos, Elba fue regresada la madrugada del lunes 17 en ambulancia a su domicilio, aunque horas después se volvió a descomponer y sus familiares la llevaron nuevamente al hospital donde finalmente quedó internada en grave estado y tras dos meses de agonía murió.


(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463.) (Télam)