La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), en su carácter de mecanismo local de prevención de la tortura, se presentó como particular damnificada institucional en la causa en la que se investiga la muerte por asfixia de un hombre que estaba detenido en una seccional de la localidad balearia San Clemente del Tuyú, hecho por el cual hay nueve policías detenidos, informaron fuentes de ese organismo.

En el mismo sentido, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional y la Dirección de Asuntos Jurídicos de Personas en Situación de Encierro, tomó intervención en la causa y se puso a disposición de la familia del fallecido Alejandro Martínez, con la que ya mantuvo las primeras comunicaciones para brindarle asesoramiento y contención para afrontar su pérdida y acompañarla durante el proceso judicial.

Martínez fue detenido por la policía bonaerense en un hotel de San Clemente del Tuyú, donde al parecer sufrió una crisis, y fue luego trasladado a la comisaría de esa localidad, donde falleció horas después.

Tras la autopsia, que indica como causa probable de muerte una asfixia mecánica, nueve policías bonaerenses fueron detenidos.

Desde la secretaría de DDHH, informaron que "al tratarse de una muerte en contexto de encierro que podría ser causada por actos u omisiones de agentes del Estado en violación a la obligación de respetar el derecho a la vida, se solicitó ante la Fiscalía el pleno cumplimiento de la normativa referida a la violencia institucional, y se ajuste la actuación fiscal a los principios que garanticen el estándar máximo en materia de Derechos Humanos".

En tanto, la CPM se presentó como particular damnificada ante el juzgado de Garantías 4 del Municipio de la Costa, que interviene en la causa instruida por la UFI 11, Descentralizada de Mar de Ajo, a cargo del discal Pablo Gastón Gamaleri.

Click to enlarge
A fallback.

(Télam)