El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó esta mañana el acto de lanzamiento de la tercera etapa del Plan de Infraestructura Penitenciaria, con la que se completarán 12 mil nuevas plazas en cárceles y alcaidías bonaerenses. Fue en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y el secretario de Obras Públicas de la Nación, Carlos Rodríguez.

“Cuando asumimos, la provincia tenía muchas dificultades en materia de educación, salud y vialidad, agravadas por el enorme endeudamiento externo que se había asumido y que resultaba impagable”, explicó Kicillof y agregó: “Había otra deuda que estaba oculta: la de las obras que se paralizaron o no se emprendieron y que eran imperiosas para mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo”.

En ese sentido, el Gobernador señaló que “durante los cuatro años anteriores, se incrementó en 16 mil el número de internos del servicio penitenciario, pero solo se construyeron mil plazas para alojarlos”. “Esto generó una situación de hacinamiento y promovió un aumento de la reincidencia en el delito, que llegó al 46%”, detalló.

Además, Kicillof resaltó que “abordamos una batería de medidas de fondo que permitiera que el tránsito por las cárceles no se hiciera en condiciones infrahumanas, que es el primer paso para disminuir la reincidencia”. “El hecho de que quienes hayan cumplido sus penas no vuelvan a cometer delitos es un tema de seguridad ciudadana”, indicó.

Esta tercera etapa, en conjunto con el Gobierno Nacional, permitirá construir 5.500 nuevas plazas en unidades penitenciarias de Florencio Varela, Moreno, Mercedes y Melchor Romero, y en las alcaidías de Ezeiza, Quilmes, Lanús, La Matanza, Tres de Febrero, Moreno y Tigre.

En tanto, Alak sostuvo: “Con el apoyo de las y los intendentes estamos generando un cambio cultural en el que las nuevas plazas se construyen en el conurbano bonaerense, con el objetivo de sostener el vínculo familiar de los internos, que es fundamental para bajar la reincidencia”.

Estas nuevas plazas se sumarán a las 2.436 que ya se construyeron en una primera instancia: se inauguraron la unidad 58 de Lomas de Zamora y la alcaidía de Florencio Varela; se ampliaron las unidades 28 de Magdalena; 23, 24, 32 y 54 de Florencio Varela; 47 de San Martín; 26 de Olmos; y 21 de Campana; y se duplicaron las capacidades de las alcaidías Pettinato y Campana. A esto se sumó, además, la puesta en funcionamiento de 15 hospitales.

Con la segunda etapa del plan se están terminando de construir 4.100 espacios que se inaugurarán cada 15 días a partir del 10 de diciembre de 2022. Abarca las unidades penitenciarias 59 y 60 de Merlo; y las alcaidías de Almirante Brown, Berazategui, Lomas de Zamora, La Matanza, Melchor Romero y Escobar.

Por su parte, Rodríguez aseguró que “se trata de uno de los conjuntos de obras públicas más importantes que se están llevando adelante en el país, con la mirada puesta en la mejora de las condiciones de vida de los internos y el cumplimiento de los Derechos Humanos ”.

Con estos proyectos, se abordan un total de 40 obras que incluyen también la ampliación de la escuela de oficiales y la construcción de un nuevo centro de monitoreo. El plan se lleva a cabo siguiendo el paradigma de tratamiento en contextos de encierro del Programa Nacional de las Naciones Unidas (PNUD), promoviendo la creación de escuelas, centros de capacitación y polos de producción industrial para fomentar el trabajo y promover la inclusión social, con el objeto de reducir los índices de reincidencia.

“Cuando decimos que hay que hablar en serio de la seguridad ciudadana, nos referimos a contar con un Estado que invierte, planifica y construye unidades penitenciarias y alcaidías, terminando también con las condiciones precarias de detención en comisarías”, expresó el mandatario bonaerense. Por último, Kicillof afirmó: “Siempre se dice que las cárceles son universidades del delito, nosotros las estamos convirtiendo en ámbitos para la reinserción social”.

Durante el acto, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó un acta de cooperación, asistencia técnica y reciprocidad para el desarrollo de acciones penitenciarias y post penitenciarias con el objeto de fortalecer la reinserción social. Suscribieron la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; y los intendentes de La Matanza, Fernando Espinoza; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Mercedes, Juan Ustarroz; de Tigre, Julio Zamora; de Ezeiza, Gastón Granados; y de Almirante Brown, Juan José Fabiani; el jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz; los secretarios de Gobierno de Hurlingham, Pablo del Valle; y de Justicia y Derechos Humanos de Moreno, Nahuel Berguier; el subsecretario de Legal y Técnica de Escobar, Nicolás Gaytan; la subsecretaria de Legal y Técnica de Tres de Febrero, Lorena Campanari; el arquitecto de la Secretaría de Obras Públicas de Berazategui, Alejandro Quiñones.

También participaron el jefe de Asesores del Gobernador, Carlos Bianco; la secretaria general de la Gobernación, Agustina Vila; en representación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos estuvieron los subsecretarios de Planificación, Control de Gestión y Relaciones Institucionales, Carlos Bonicatto; de Inclusión Penitenciaria, Diego Rao; de Política Penitenciaria, José González Hueso; de Política Criminal, Carlos Pellegrini; y de Técnica, Administrativa y Legal, Santiago Ávila; la subsecretaria de Transparencia Institucional, Ana Laura Ramos; la escribana general de Gobierno, Paula Sidoti. Además, se contó con la presencia del presidente del Patronato de Liberados, Anibal Hnatiuk; la legisladora bonaerense Lucía Iañez; los diputados provinciales Mariano Cascallares y Juan Martín Malpeli; el concejal de La Plata, Guillermo Cara; la concejala Cintia Mansilla; y representantes del PNUD