El joven de 18 años que mató ayer de varias puñaladas a su madre, abuelo e hirió a su abuela en su vivienda del barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata, será internado en el sector psiquiátrico del Hospital Interzonal General de Agudos de la ciudad balnearia, por recomendación de los peritos psicológicos y psiquiátricos que lo atendieron y que determinaron que no está en condiciones de declarar.

Fuentes judiciales aseguraron que el detenido, identificado como Uriel Tapia Sain (18), arribó hoy pasadas las 8 a la sede de los Tribunales de Mar del Plata, en la calle Tucumán 2350, para tener contacto con su abogada oficial, Laura Solari, y luego poder dar su versión de los hechos ante la fiscal Andrea Gómez, por el delito "doble homicidio agravado por el vínculo y homicidio en grado de tentativa".

Sin embargo, en los peritajes previos tanto psicológicos como psiquiátricos que se realizan a los detenidos antes de ser indagados, los expertos recomendaron que no estaba en condiciones de declarar.

El informe elaborado por la Asesoría Pericial sostiene que el imputado "no comprende la criminalidad de sus actos" y los peritos recomendaron que sea internado en una institución psiquiátrica para su tratamiento, dijeron las fuentes.

La fiscal Gómez ya solicitó a la jueza de Garantías de Mar del Plata, Rosa Frende, que autorice el traslado e internación de Tapia en algún centro o área psiquiátrica del Hospital Interzonal de Agudos.

Según los investigadores, Tapia Saín fue detenido ayer cerca del mediodía acusado de haber asesinado de varias puñaladas a su mamá Corina Tapia (36) y a su abuelo, José Antonio Tapia (65) y haber herido a su abuela (63).

El hecho ocurrió en una casa ubicada sobre Matheu al 4600, de esta ciudad, y los policías lograron detenerlo cuando trataba de huir por los techos de casas vecinas tras un llamado al 911. (Télam)