Una empleada doméstica fue notificada del inicio de una causa en su contra en el marco de la investigación que se lleva adelante por el robo millonario cometido en dos viviendas de un country de la localidad bonaerense de San Vicente, informaron hoy fuentes policiales.

La fiscal Karina Guyot, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de San Vicente, ordenó una serie de allanamientos en las localidades de Ezeiza y Monte Grande.

En uno de los domicilios allanados se le notificó del inicio de una causa a una empleada doméstica ante la sospecha de que pudo haber actuado como entregadora, precisaron los voceros.

En su poder se secuestraron 52 mil pesos, dos teléfonos celulares, una tablet, un par de guantes y una mochila que serán analizados en el marco de la causa.

Los allanamientos estuvieron a cargo de efectivos de la DDI de La Plata y la SubDDI de San Vicente.

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en el country El Principado, ubicado en el kilómetro 9 de la ruta 58, de San Vicente, donde, según se pudo establecer después de los robos, los ladrones ingresaron cortando un doble alambrado perimetral y cavando un pozo para cruzar un cerco eléctrico.

La primera víctima fue un hombre de 29 años que vive en la casa del lote 87 del barrio privado y relató a la policía que estaba descansando cuando fue abordado por cuatro delincuentes que portaban armas, vestían con ropas oscuras y llevaban guantes y el rostro cubierto por pasamontañas.

El hombre explicó que la banda redujo a todo su grupo familiar, revisó toda la vivienda y huyó con un botín compuesto por 400.000 pesos, 5.000 dólares y 15.000 euros, algunos electrodomésticos y efectos personales.

La segunda víctima fue el vecino del lote 89, un hombre de 42 años que explicó que los mismos ladrones irrumpieron en su casa por una puerta balcón corrediza de la parte trasera de la vivienda.

Dentro de la casa, los asaltantes amenazaron y redujeron a toda la familia y huyeron con 80.000 pesos, 18.000 dólares, joyas y algunos otros elementos de valor.

Personal del Comando de Patrullas y de la comisaría 1ra. de San Vicente arribó al lugar tras un llamado al 911 y corroboró que los ladrones habían ingresado y escapado del country por la rotura del alambrado y el pozo que detectaron a unos 120 metros de las casas asaltadas.

Allí, además, se halló una pala rota que fue secuestrada como evidencia para ser examinada en búsqueda de huellas y rastros.

Una de las víctimas le había avisado a los investigadores que los ladrones estaban embarrados, según explicaron los voceros.

La fiscal Guyot caratuló la causa como "robo agravado", indicaron las fuentes.

(Télam)