Los investigadores a cargo del crimen de un empleado del diario Popular encontrado asesinado a golpes en su vivienda de la localidad bonaerense de Dock Sud, se encuentran buscando y analizando todo rastros y evidencias que los lleven a los presuntos autores que serían conocidos a la víctima, mientras esperan resultados de autopsia para saber el causal de muerte, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La pista que se sigue con firmeza desde la investigación es que Juan Carlos Rubio (54), fue atacado por una persona que era conocía debido que en la puerta de entrada a la propiedad como en las ventanas no habían daños. "Todo esos indicios y otras huellas es que nos van llevando a la teoría del vínculo cercano. Alguien que ingresó a la casa con permisos", contó un investigador.

La justicia también se encuentran analizando cámaras de seguridad privadas y municipales para encontrar información que ayuden a la investigación.

El hecho fue descubierto el jueves en una casa ubicada en Virrey Vértiz al 1.000, entre Irala y Defensa, en la mencionada localidad del partido de Avellaneda, en la zona sur del conurbano, donde Rubio vivía solo.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el hombre, quien desempeñaba sus tareas en la sección Mantenimiento de la imprenta del diario Popular, debía regresar a trabajar el lunes último.

Sin embargo, Rubio no volvió en toda la semana, por lo que sus compañeros comenzaron a preocuparse hasta que ayer la Policía fue convocada a su domicilio.

Los efectivos observaron a través de una ventana que el empleado estaba tirado en el piso y cubierto por una frazada, tras lo cual tuvieron que romper la cerradura para ingresar al inmueble.

Según las fuentes, la víctima presentaba varios golpes en el cráneo y estaba atado de pies y manos con una soga.

A simple vista, el médico legista también determinó que en su cuello había un surco que posiblemente fue provocado con un cable para asfixiarlo.

Los voceros añadieron que el o los delincuentes le sustrajeron algunos elementos de valor, como un televisor.

Las fuentes dijeron que la casa estaba revuelta como si hubieran buscado algún dinero que el hombre pudiera tener ahorrado.

El fiscal de la causa, Elbio Laborde, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Avellaneda - Lanús, dispuso que hoy se realice la autopsia correspondiente para determinar fehacientemente la fecha y las causas del deceso.

Por el estado del cuerpo, los pesquisas sospechan que el crimen pudo haber sido cometido el fin de semana último. (Télam)