La Justicia de Rosario investiga al expiloto de Fórmula 1 y empresario frigorífico, Oscar “Poppy” Larrauri, por presuntos vínculos comerciales con un capitalista de juego ilegal de Santa Fe en una causa por la que está detenido el exfiscal Regional de Rosario, informaron hoy fuentes judiciales.

Los fiscales de la Agencia de Investigación Criminal del MPA, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, solicitaron siete allanamientos en busca de documentación sobre los vínculos comerciales de Leonardo Peiti, un capitalista de juego ilegal imputado por ese delito.

Entre los domicilios allanados se encuentra uno en el Country Golf Rosario perteneciente a Larrauri, quien le habría comprado terrenos a Peiti, dijeron voceros del caso.

“Larrauri tenía vínculos comerciales y económicos con Leonardo Peiti, queremos saber en qué medida participaba de la organización”, dijo hoy en rueda de prensa el fiscal Edery.

Schiappa Pietra agregó que como Peiti “tenía una parte de su economía ilícita, la canalizaba de distintas formas y eso estamos analizando ahora”.

En la investigación están imputados con prisión preventiva el exFiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, y el fiscal de grado Gustavo Ponce Asahad, acusados de cobrar coimas a Peiti para brindarle protección judicial.

Por la misma causa firmaron juicios abreviados un excomisario y la pareja de Maximiliano “Cachete” Díaz, un lugarteniente del jefe de “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, también investigado por extorsiones y juego ilegal.

Los fiscales buscan determinar con documentación si las personas cuyos domicilios fueron allanados participaban o no del blanqueo de dinero ilícito del juego clandestino.

“Queremos saber qué nivel de participación pueden haber tenido personales relacionadas a él”, dijo Schiappa Pietra.

En el caso de Larrauri, expiloto de Fórmula 1 y exconcejal de Rosario, el fiscal señaló que “tenía relaciones comerciales y de negocios”.

Esa información surgió en la causa cuando a fines del año pasado los fiscales allanaron las oficinas de un estudio contable que contrataba Peiti.

Según voceros judiciales, Larrauri –que se dedica al negocio frigorífico- habría adquirido terrenos de una localidad cercana a Rosario que estaban en manos del capitalista de juego ilegal.

El fiscal Edery dijo que con los allanamientos ordenados se está "tratando de determinar el patrimonio de la gente que participa de esta investigación sobre juego, cuál es su patrimonio y cómo se utilizaba el dinero del juego clandestino”.

Consultado sobre los domicilios allanados –siete entre ayer y hoy-, explicó: “Son personas que tenían algún contacto económico, queremos ver de dónde provenía el dinero de transacciones comerciales y financieras y cómo se invertía”.

Por la misma causa los fiscales pidieron, sin suerte, el desafuero de un senador provincial, Armando Traferri, quien de acuerdo a la evidencia del caso podría tener relación con los negocios ilegales de Peiti. (Télam)