En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se roban 10 motos por día, según reveló un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires que registró 3.680 ilícitos de este tipo entre marzo de 2020 y el mismo mes de este año. Según el trabajo, la sustracción de estos rodados experimentó un incremento de poco más del 30% respecto de la medición anterior, reportó este miércoles el Diario Popular.

En su Encuesta de Inseguridad, Defendamos Buenos Aires señaló que "quedó acreditado que en último año floreció el robo de motos en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense, con 3.680 hechos entre marzo de 2020 y marzo de 2021 y un promedio de 10 robos diarios, cinco en la Capital Federal y cinco en el Conurbano bonaerense".

De acuerdo con el abogado Javier Miglino, titular de la ONG, en el último año se registró un aumento de poco más del 30 % en el robo de motos en el AMBA (Capital Federal y Conurbano): entre marzo de 2019 y marzo de 2020 se reportaron 2.720 casos y entre 2020 y 2021, 3.680. Según el informe, los barrios más golpeados en la Capital Federal continúan siendo Belgrano, Núñez, Palermo y Recoleta, en tanto en la provincia de Buenos Aires se ubican a la cabeza San Martín, Loma Hermosa, Lomas de Zamora, San Justo, Ramos Mejía e Isidro Casanova (partido de La Matanza) y San Isidro. Miglino explicó que el circuito del ilícito se completa con la reducción en desarmaderos y la posterior venta de las partes.

Motos.

"Las motos robadas en general tienen tres destinos. Un 40 % es despiezada y sus repuestos y partes son vendidas por internet, en casas usurpadas que funcionan como aguantaderos o en algunas de las tantas ferias ilegales presentes en la provincia de Buenos Aires, incluida La Salada en Lomas de Zamora", indicó el letrado.

"Otro 30 por ciento -agregó- es revendida a las temibles ´flotas´ colombianas o venezolanas que roban a la gente que va a retirar dinero del banco o bien que es ´marcada´ por su reloj de alta gama o incluso teléfono celular, tal como la que conformaba el asesino venezolano Angel Eduardo Lozano Azuaje". Según Miglino, "Lozano Azuaje, junto a nueve delincuentes más, dio muerte en diciembre de 2019 al empresario británico Matthew Charles Gibbard, tal como alertó en las últimas horas la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano". "Y por último un 30 por ciento es vendida por internet o en forma particular, con papeles falsos", añadió.

El titular de Defendamos Buenos Aires alertó sobre el peligro que entraña para la seguridad ciudadana la existencia de un mercado negro de motos robadas. "En general una moto robada es un arma más para los delincuentes porque a sabiendas de que conducen un vehículo obtenido en forma criminal, no tendrán ningún tipo de miramiento en direccionar el rodado contra cualquier persona", sostuvo. Miglino dijo que los delincuentes utilizan el producto de su robo:

"En especial contra agentes de la Policía que pretendan frenar su marcha o su huida", indicó. "Por ese motivo, es esencial frenar este tipo de ilícitos que no solo deja en ´Pampa y la vía´ a los propietarios que en general no tienen seguro por robo, sino que ese mismo rodado luego se convierte en vehículo para robar, secuestrar o matar", completó Miglino.

De acuerdo con la página Seguromotos.com, las cinco motos más robadas del país son: Honda XR 250 Tornado (preferentemente la de color rojo); Honda CB 250 Twister; Bajaj Rouser NS 200; Honda CG 150 Titán y Yamaha FZ FI. Soc/EFR/OM NA