Un cargamento ilegal de más de una tonelada de langostinos, valuado en más de un millón de pesos, fue decomisado en Chubut por no contar con la documentación que avalara el traslado de los mariscos.

La interceptación del producto marítimo se produjo en el marco del Operativo Verano Seguro, cuando efectivos de la Gendarmería frenaron a una camioneta pick-up en la Ruta Nacional 3 para realizar un control vehicular.

Al revisar el vehículo, que se dirigía a la localidad de Puerto Madryn, los uniformados del Escuadrón Núcleo Chubut "detectaron varias cajas que emanaban un fuerte olor", informó el Ministerio de Seguridad. Al abrir una de las cajas, los gendarmes hallaron langostinos congelados, por lo cual solicitaron al conductor la documentación que avalara el traslado de la caudalosa mercadería.

Al no contar con papeles que justificaran la procedencia, se procedió a la incautación de un total de 78 cajas que contenían 1.166 kilogramos de langostinos. Por indicación de la Dirección de Control y Fiscalización de Pesca de Chubut los mariscos fueron trasladados y depositados en una pesquera de la zona. PT NA