Unos 21 kilos de cocaína fueron incautados en un control vehicular en la localidad santiagueña de Pozo Hondo, cuando eran trasladados ocultos en el interior de un auto por una persona que quedó detenida, informaron hoy fuentes de Gendarmería Nacional (GNA).

El hallazgo sucedió cuando personal del Escuadrón 59 “Santiago del Estero” de la GNA realizaba un retén sobre el kilómetro 779 de la ruta nacional 34, a la altura de dicha localidad de Santiago del Estero.

Según las fuentes, el conductor se dirigía hacia la localidad de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, y despertó la sospecha de los gendarmes al estar visiblemente nervioso, por lo que los efectivos procedieron a la revisación del auto.

Iniciada la inspección, los uniformados detectaron anomalías en la parte del torpedo del auto, donde comúnmente se encuentra la guantera del mismo, y dieron aviso a las autoridades.

Como resultado del procedimiento, que contó con la asistencia de canes antinarcóticos, se detectaron más de 21 kilogramos de cocaína fraccionados en varios “ladrillos” de diferentes tamaños.

La causa está cargo del Juzgado Federal Nº 1 de Santiago del Estero, que conduce Guillermo Molinari, quien dispuso la detención del involucrado y el secuestro del vehículo, de la totalidad del estupefaciente y de un teléfono celular. (Télam)