Un hombre y su pareja fueron imputados hoy por el femicidio de Jésica Maribel Solís, una mujer de 29 años que fue degollada delante de su hijo de 7 años dentro del comercio en el que trabajaba en un barrio de la zona sudeste de la ciudad de Salta, informaron hoy fuentes del Ministerio Público provincial.

Se trata de Exequiel Lucas Domínguez (30), expareja de la mujer asesinada, y su actual mujer Rocío del Milagro Farfán, quienes fueron considerados coautores del delito de "homicidio calificado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género (femicidio)", el cual prevé en un futuro juicio oral la pena de prisión perpetua.

Ambos fueron imputados durante una audiencia por la fiscala penal de la Unidad de Femicidios, Mónica Poma.

Según consta en las actuaciones, el hecho ocurrió cerca de las 14 de ayer cuando la víctima se encontraba junto a la imputada en el negocio que funcionaba en su vivienda, una pollería que ambas atendían en el barrio San Calixto, de la zona sur de la ciudad de Salta.

Domínguez, que era la expareja de Solís y actual novio de Farfán, se presentó en el lugar y se generó una discusión que continuó en un sector donde funcionaba la cocina del local comercial en el que la víctima comenzó a ser agredida.

Según la investigación, Domínguez lesionó a su expareja con un cuchillo en la zona del cuello, frente al hijo de ambos, de 7 años, y luego la alzó y la llevó hacia la vereda, donde intentó frenar el sangrado con una prenda de vestir.

En tanto, Farfán se quedó en el interior del negocio con su hija menor.

Durante la audiencia desarrollada hoy, ambos acusados estuvieron acompañados por sus defensores particulares y, en la declaración, dieron cada uno su versión de lo sucedido ayer.

Los voceros precisaron que la Fiscalía solicitó al Juzgado de Garantías interviniente la prisión preventiva de los acusados, mientras se cumplen las diversas medidas solicitadas para lograr el esclarecimiento del hecho. (Télam)