El conductor de una camioneta detenido en la ciudad salteña de Orán, fue imputado con prisión preventiva por transporte de estupefaciente agravado, tras ser sorprendido en el marco de una investigación con 84 kilos de cocaína, informaron hoy fuentes del Ministerio Público Federal.

El Juzgado Federal de Garantías 1 de Salta hizo lugar esta mañana a la imputación presentada contra el hombre por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes, formulada en el marco de una audiencia de formalización de la investigación penal.

La decisión surgió de los argumentos esgrimidos por el fiscal general Francisco Snopek, de la Unidad Fiscal Salta, quien también reclamó la prisión preventiva del acusado, concedida por el juez federal de Garantías Julio Bavio, que presidió la audiencia.

El fiscal explicó que la detención del imputado, que ocurrió el 8 de agosto pasado, fue parte de una serie de procedimientos que impulsó en la búsqueda de desarticular una organización narcocriminal que tenía como modalidad la gestión y obtención de droga en Orán, del norte de Salta, para su posterior trasladado a la provincia de Tucumán.

En base a los datos obtenidos en la investigación, se pudo establecer la presencia del acusado junto a otros dos cómplices, quienes habían arribado desde Tucumán a Orán para negociar un transporte de droga.

Las pesquisas, a cargo de personal de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional, permitieron conocer que el 7 de agosto la organización contaba con el estupefaciente y había previsto su traslado al día siguiente, en una camioneta marca Subaru, modelo Tribeca.

“El 8 de agosto, se pudo observar al rodado salir de una cochera ubicada en la ciudad de Orán, para luego circular por distintas calles hasta finalmente dirigirse hacia la salida, una modalidad ya conocida en el ambiente del narcotráfico”, explicó el fiscal.

Una vez que el rodado circuló por avenida Alberdi rumbo a la ruta nacional 50, hacia el sur, el conductor se dio con unos montículos de tierra en la arteria debido a arreglos viales, por lo que giró en “U”, momento en que los gendarmes interceptaron la camioneta.

Con el control judicial, el personal de la Gendarmería Nacional requisó el rodado con un can antinarcóticos, que marcó la presencia de estupefacientes en los guardabarros traseros de la camioneta.

“Al abrirlos, se descubrieron 90 ladrillos, que contenían cocaína en un peso de 84,160 kilogramos”, informó el fiscal.

Además de este procedimiento, la fiscalía reseñó que se llevaron adelante otros siete allanamientos en domicilios de personas implicadas en el hecho, donde se secuestraron numerosos elementos de prueba de interés para el caso.

En base a ello y al resultado de otras medidas probatorias, el fiscal señaló que hay, al menos, otros dos implicados identificados y no se descarta la participación de otras personas, pues apuntó que se trata de una organización con contactos, tanto en Orán como en Bolivia, que tiene como actividad el narcotráfico.

Snopek solicitó un plazo de investigación de cuatro meses y planteó la prisión preventiva por el mismo lapso, por la gravedad del hecho, el riesgo de fuga y la expectativa de pena que podría recaer al acusado.

La defensa no objetó la acusación y solo se opuso a la prisión preventiva, aunque de manera subsidiaria solicitó la modalidad de arresto domiciliario. (Télam)