El director de una financiera de Rosario que había sido acusado por lavado de dinero por la venta de dólares a un narcotraficante asesinado, fue imputado ahora por encubrimiento al descubrirse que había comprado divisas con 174 documentos de personas que habían sido extraviados o robados, informaron hoy fuentes judiciales.

El fiscal de Delitos Complejos, Sebastián Narvaja, imputó al director suplente de la financiera Cofyrco, Patricio Narvaja, por el delito de “encubrimiento por receptación, agravado por el ánimo de lucro”, quien continuará el proceso en libertad.

El fiscal acusó a Carey de haber utilizado 174 DNI tarjeta entre marzo de 2018 y septiembre de 2021 para la compra de dólares en el mercado único de cambios –a razón de U$S200, que es lo que permite la normativa- “a sabiendas de su procedencia ilícita”.

En septiembre de 2021 la financiera Cofyrco, ubicada en el centro de Rosario, fue allanada en una causa por el asesinato de un narco, Marcelo “Coto” Medrano, quien había cambiado 2.350.000 pesos en efectivo por dólares “blue”, una operación ilegal.

En el allanamiento, la policía secuestró 174 tarjetas de DNI, lo que llamó la atención de los investigadores.

Según la acusación de Narvaja, “los mismos habían sido extraviados por sus titulares, hurtados o sustraídos ilegítimamente a sus propietarios entre marzo del 2017 y marzo de 2018”.

El fiscal sostuvo que de esa manera la financiera “utilizaba los mismos para simular operaciones de compra moneda extranjera a cotización oficial, tal como si las personas físicas titulares de los DNI hubieran accedido personalmente al Mercado Único de Cambios para adquirir divisas”.

Así, “se lograba la obtención de billetes de dólares norteamericanos con la cotización del cambio oficial quedando los mismos disponibles para la realización de operaciones de cambio ilegal, obteniendo como beneficio la diferencia entre la cotización del valor oficial de los billetes y la cotización de los mismos en el mercado negro”.

De acuerdo a la acusación a Carey, la financiera realizó al menos 306 operaciones de “spread”, consiste en vender en el mercado ilegal los dólares adquiridos lícitamente.

Carey y el director titular de Cofyrco, Fernando Vercesi, habían sido imputados el año pasado por lavado de activos de origen ilegal, al comprobarse que le cambiaron pesos por dólares ilegales al narco Medrano, un día antes de que fuera asesinado a balazos en una estación de servicios delante de su familia, en septiembre del año pasado.

Según los fiscales, Medrano –ex barrabrava de Newell’s Old Boys y con una condena por narcotráfico- no tenía actividad declarada y los directivos de la financiera le vendieron dólares en dos oportunidades con “conocimiento de su perfil público” y sin requerirle “ningún tipo de acreditación del origen” del dinero.

Por esa causa, Vercesi firmó en diciembre pasado un juicio abreviado en el que admitió su responsabilidad y por el que fue condenado a 3 años de prisión de cumplimiento condicional y el pago de una multa de U$S35.000, recordaron fuentes judiciales. (Télam)