Seis imputados, entre ellos tres de nacionalidad mexicana, brindaron hoy sus últimas palabras donde muchos de ellos "pidieron disculpas" en el marco del juicio oral y púbico por la causa conocida como "Bobinas Blancas", iniciada en 2017 con el hallazgo de casi dos toneladas de cocaína en un depósito ubicado en el parque industria de Bahía Blanca, informaron fuentes judiciales.

Las últimas palabras antes del veredicto que será el 9 de septiembre fueron realizadas por los mexicanos Gilberto Acevedo Villanueva (33), Jesús Madrigal Vargas (33) y Max Rodríguez Córdova (48) junto a los argentinos Darío Maximiliano Cuello (33); su hermano, Marcelo Rafael Cuello (47), Amílcar Darío Martino (61) y Emanuel García (41) ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) bahiense, integrado por los jueces Pablo Ramiro Díaz Lacava, Pablo Esteban Larriera y Pablo Alejandro Candisano Mera.

Desde Ezeiza y de forma virtual el primero en hablar fue Rodríguez Córdova quien dijo que "era un simple empleado, que tenía la necesidad de trabajar” y que está “arrepentido", por lo que pidió “perdón” a su familia y a la sociedad.

Luego habló Madrigal Vargas, quien se declaró “culpable” y pidió disculpas "a la Nación Argentina y a la ciudad de Bahía Blanca por involucrarlos en este caso desagradable".

Por su parte, Villanueva expresó que es “un simple trabajador”, que lo que hizo “fue por necesidad y que está “arrepentido”.

Posteriormente y desde Mendoza hablaron los hermanos Cuello, quienes tiempo atrás el TOF les había otorgado la excarcelación en el marco del proceso tras estar alojados en Marcos Paz y Ezeiza.

El primero fue Darío, quien expresó que tuvieron “el error de estar en un lugar equivocado, con las personas equivocadas” y pidió “una nueva oportunidad para salir adelante”, mientras que su hermano Marcelo pidió “disculpas a toda la sociedad, a la Argentina”.

Martino, quien estuvo con arresto domiciliario en Neuquén y recibió la excarcelación dijo que pasó “momentos en la cárcel y en dependencias muy duros”, y agradeció el respeto que se tuvo para él y el resto de los imputados.

Por último hizo uso de la palabra el operador de Bitcoins, Emanuel García, quien llegó al juicio en libertad pese a estar acusado por la fiscalía de lavar dinero producto de la actividad ilegal de la presunta banda.

"Estuve siempre en colaboración con ustedes", señaló desde la Ciudad de Buenos Aires, y agregó: "No tuve nada que ver con esta gente y mi conducta es intachable".

"¿Ustedes creen que yo estaría vivo, en verdad voy a estar vivo si hubiera operado con esta gente, me van a dejar 4 años vivo, para declarar y hablar? Probablemente estaría como el otro imputado Naged Ramírez, que lo mataron en Belgrano", afirmó.

Tras las últimas palabras de los seis imputados el juez Díaz Lavaca designó para el próximo 9 de septiembre a partir de las 13 la lectura del veredicto.

En los alegatos el fiscal federal Gabriel González Da Silva había pedido 15 años de prisión para Rodríguez Córdova y 14 para Villanueva y Vargas por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de "tráfico de estupefacientes".

En tanto que para los Cuello solicitó 5 y 6 años de prisión por considerarlos partícipes secundarios.

Fuentes judiciales indicaron que el fiscal pidió también 6 años de prisión para Martino, mientras que para García reclamó una pena de 8 por el "delito de lavado de activos de origen ilegal reiterado en cinco oportunidades y una multa de hasta ocho veces el valor del producto que obtuvo del negocio ilegal".

En el marco de la investigación también estuvo imputado Rodrigo Alexander Naged Ramírez, nacido en Colombia pero de nacionalidad mexicana, quien fue asesinado junto a su hijo en el 2018 en un departamento del barrio porteño de Belgrano.

La causa comenzó el 14 de marzo del 2017 a partir de una nota remitida por la Drug Enforcement Administration (DEA) norteamericana a la División Operaciones Federales de la Policía Federal Argentina (PFA) que alertaba sobre una operación de narcotráfico en Argentina.

A partir de las tareas investigativas, especialmente del entrecruzamiento telefónico, el 18 de junio del mismo año fueron secuestrados 1.375,89 kilos de cocaína adentro de ocho bobinas de acero que había en un galpón en el Parque Industrial de Bahía Blanca, y otros 486,28 kilos dentro de bolsas de arpillera en un galpón en la localidad mendocina de Perdriel. (Télam)