Uno de los abogados defensores de la madre e hija sobreseídas del crimen de 185 puñaladas del padre de la familia aseguró que hoy "es un día trascendente en la Justicia argentina y también muy importante para todas las mujeres de este país”, al señalar que ya “no está en discusión que se deba juzgar con perspectiva de género”.

Andrés López, defensor oficial de Paola Elvira Córdoba (40) y Paula Milagros Naiaretti (20), junto a su colega Javier Chirinos, dijo esta tarde a Télam que para ellos “es un día en lo personal y en lo profesional de mucha satisfacción”.

“Hoy es un día trascendente en la Justicia argentina y también muy importante para todas las mujeres de este país. Hoy empezó a reivindicarse de alguna manera el Estado, la Justicia, con una resolución ejemplar del doctor Brizuela, un juez de Garantías que las vio, las escuchó, las miró, las oyó”, expresó el letrado.

López se refirió también a “aquel mes de marzo de 2019”, cuando junto a Chirino tuvieron la primera audiencia con el mismo juez Brizuela, quien “les concedió la excarcelación (a Córdoba y Naiaretti), entendió lo que era el sufrimiento en carne viva de dos mujeres en situación de violencia de género, dos mujeres torturadas y toda una familia torturada por un violento”.

El defensor oficial de ambas imputadas, ahora sobreseídas, dijo que ellas “no están felices, no son felices. El Estado, la Justicia, los entes que debían darle respuesta, siempre les dieron la espalda”.

“Lo dejó muy en claro el juez en su resolución, no hicieron lo que tenían que hacer, y también dejó en claro que no comparte nada, en nada, con los criterios del Ministerio Público Fiscal”, sostuvo el letrado.

Es que la fiscal Silvia González Bazzani, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 23 descentralizada de Malvinas Argentinas, había requerido la elevación a juicio de la causa por el delito de “Homicidio calificado por el vínculo y ensañamiento”, ante lo cual López y Chirino habían planteado la nulidad y el sobreseimiento total y definitivo de las dos mujeres.

“No está en discusión que se deba juzgar con perspectiva de género, el avance en la legislación nacional y a nivel internacional ya no nos permite a los que trabajamos en el Poder Judicial mirar para otro lado”, aseveró el abogado.

Por último, hizo alusión a las manifestaciones que realizaron en apoyo a Córdoba y su hija y señaló que “todas y cada una de las mujeres de este país, salvo la fiscal, entendieron que violencia de género es lo que sufrían Paola y Milagros”. (Télam)