Jorge Alfonso, el abogado de Carlos Savanz, el hombre que está detenido acusado de haberse llevado tres días a la niña de 7 años desaparecida del barrio porteño de Villa Lugano y hallada ayer en la ciudad de Luján, aseguró hoy que cree que su cliente es "inimputable" y anunció que en caso de que se demuestre que hubo algún tipo de abuso sexual, renunciará a la defensa.

El letrado contó que ayer fue a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, de Villa Lugano, donde permanece detenido Savanz (39) y si bien no pudo tomar contacto con su cliente por los protocolos de prevención de coronavirus, logró que el imputado le firme la designación como su defensor particular.

"Nosotros pedimos que se le realicen profundos estudios psiquiátricos y psicológicos, porque por lo que charlamos con la familia, si bien nunca fue atendido, tiene algún tipo de patología, igual que una de sus hermanas de 32 años", indicó a Télam el abogado.

Alfonso afirmó que "hay varios elementos que van a determinar que este caso se va a encuadrar en una inimputabilidad".

Al respecto, mencionó que "hay un testigo de la detención que contó que este hombre se reía y desvariaba cuando fue detenido".

Respecto a la indagatoria, el defensor señaló que a partir de los estudios y pericias que hay pendientes "quizás se haga el lunes" y contó que trabaja en la causa con otra abogada de su estudio, Silvina Fernández Rosarno.

"Tienen que terminar los estudios médicos de la nena y hacerle a la menor una cámara Gesell de la que nos tienen que notificar", agregó.

Por último, prometió dejar la defensa en caso de que se pruebe que haya habido algún tipo de abuso sexual.

"Si hay indicios firmes o pruebas de que manoseó, tocó o violó a la niña, yo renuncio", dijo Alfonso sobre su cliente, que por el momento tiene como imputación provisoria la de "sustracción, retención y ocultamiento de un menor de 10 años", delito que prevé una pena de 5 a 15 años de cárcel. (Télam)