Un cuerpo en estado de descomposición fue encontrado este sábado en la localidad cordobesa de La Carlota y los investigadores analizaban si se trataba de una joven de 26 años desaparecida hace 10 días, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hallazgo, efectuado por personal de bomberos y de la policía cordobesa , se produjo ayer a las 5 de la tarde y tuvo lugar sobre la ruta provincial 4, a 150 metros de la rotonda de ingreso de la mencionada localidad.

Según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF) cordobés, "no pudo determinarse fehacientemente la identidad de la persona fallecida debido al avanzado estado de descomposición", aunque destacaron que existen elementos que indicarían que se trata de Sofía Agustina Bravo (26), una joven que desapareció el pasado 5 de enero.

Según aclararon los voceros judiciales, la autopsia recién podrá realizarse mañana, en la cual se confirmará la identidad de la persona fallecida.

El cuerpo ya fue retirado del lugar por la Policía Judicial de Río Cuarto, mientras que los pesquisas trabajan en el lugar a los fines de relevar todo el material necesario para la investigación, la cual es encabezada por el fiscal Walter Guzmán.

La joven había sido vista por última vez el jueves 5 de enero, cuando debía viajar desde la ciudad de La Carlota hasta la casa de su mamá en Marcos Juárez, aunque nunca llegó a destino.

Ese día, vestía un short de jean de color blanco, zapatillas del tipo deportivas negras con suela en color blanco, una musculosa negra con lentejuelas en el mismo color en su parte frontal y una mochila de tamaño chico de lona y negra.

La búsqueda de Sofía había sido divulgada por el Ministerio Público Fiscal de Córdoba, por la organización Ni Una Menos y por la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar).

El jueves pasado la organización Ammar había divulgado un comunicado en el exigió "justicia" para otra joven desaparecida el 5 de diciembre pasado en la capital cordobesa.

En el escrito, pidieron esclarecer el caso de la "compañera Anahí Bulnes, desaparecida en manos de un torturador asesino con importantes antecedentes penales en relación a la violencia de género y el abuso sexual, Santiago Campos Mattos".

Este hombre, de 37 años, es el único detenido por el caso y está imputado del delito de "homicidio".

La mujer fue vista por última vez cuando ingresaba al domicilio de Santiago Campos Mattos, situado en avenida Olmos y boulevard Guzmán, el 5 de diciembre pasado.

Las cámaras de seguridad de la ciudad registraron al hombre cuando se encontró con la docente, quien además es trabajadora sexual, en la esquina de avenida Emilio Olmos y Salta en la madrugada de aquel día.

Luego otra cámara los detectó a ambos ingresando al departamento de él, pero a ella nunca más se la ve salir.

"Ante el escenario de horror más impensable nos pronunciamos por el esclarecimiento del crimen cometido contra nuestra compañera trabajadora sexual, docente, madre, hija, amiga", señaló al respecto Ammar.

Y agregó: "Estamos ante un femicidio, un crimen de odio con características y alcances espantosos, que nos interpela sobre la sociedad que se está construyendo muy a pesar nuestro". (Télam)