El hijo de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, fue demorado y luego liberado tras hallarse en su casa plantas de marihuana y manuscritos, fotos y libros relacionados con el primer presidente del país, Bernardino Rivadavia. Personal de la Policía de la Ciudad realizó dos allanamientos y en uno de ellos encontraron esos objetos que pertenecieron a Rivadavia. En ese sentido, se trata de "elementos de valor histórico, manuscritos, fotos y libros dedicados por sus autores", según precisaron fuentes policiales. Guillermo Federico Barea, de 38 años e hijo de Caamaño, fue demorado en la comisaría comunal 11 por la presencia de plantas de marihuana en su casa

De todas maneras, tras constatar que no tenía antecedentes, lo liberaron

El caso quedó a cargo del Juzgado Federal número 5, a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi, Secretaría número 10 de Leandro Noguera, quien continúa con la investigación para recuperar las obras históricas. Barea fue demorado por "infracción a la Ley 23.737, más conocida como "Ley de drogas", pero luego fue liberado al no tener antecedentes. Caamaño fue elegida como interventora de la AFI en diciembre de 2019 por el presidente de Alberto Fernández

GAM NA