El hombre detenido bajo la acusación de haber asesinado a puñaladas a su expareja delante de sus hijos de 5 y 3 años en una vivienda de la localidad bonaerense de Marcos Paz fue encontrado muerto esta tarde en el calabozo donde estaba alojado, y se investiga si se envenenó antes de ser capturado ayer por vecinos, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Carlos Soruco Fernández (32), de nacionalidad boliviana, quien permanecía detenido en la comisaría 1ra. de Mercedes a la espera de ser indagado por el femicidio de Vanesa Carreño (29), asesinada de 13 puñaladas, según reveló la autopsia realizada esta tarde. (Télam)