Una mujer de 70 años en situación de calle fue encontrada muerta en el barrio porteño de Recoleta y la Policía buscaba a un sospechoso al que testigos vieron cerca del cuerpo de la víctima, mientras que una ONG denunció que se trató de un homicidio, informaron hoy fuentes de la fuerza.

El hallazgo se produjo en la madrugada de ayer en la calle Agüero al 2300, cuando efectivos de la Comisaría Comunal 2 de la Policía de la Ciudad acudieron al lugar tras un llamado al 911 que alertó sobre la presencia de una persona fallecida.

Voceros policiales informaron que los uniformados constataron la muerte de una mujer de 70 años, que se encontraba en situación de calle.

A raíz del hecho, personal de la Brigada de la mencionada seccional inició la investigación para dar con el paradero de un sospechoso, al que testigos vieron cerca del cuerpo de la víctima.

De acuerdo a las fuentes, se trata un hombre que ya fue identificado por la Policía, también en situación de calle, y que de acuerdo al relato de testigos y el relevamiento de cámaras de seguridad de edificios de la zona se lo vio por última vez dirigirse en dirección hacia avenida Las Heras.

En tanto, la ONG “Amigos en el Camino”, que brinda asistencia a personas que viven en la calle, publicó en su cuenta de Facebook que la mujer se llamaba Violeta y aseguraron que fue asesinada.

“Y así de golpe, como si fuera un hierro caliente que nos clavan en el corazón, los

Amigos en el Camino nos enteramos que ayer mataron a Violeta.

Nuestra Abuelita Viole, que con su vocecita dulce y su sonrisa nos esperaba cada viernes”, señalaron en el posteo.

La ONG denunció que “un malnacido la asesinó”, sin conocer específicamente si fue “por maldad o para robarle”, y agregaron que el homicida “golpeó a otra mujer en situación de calle en la zona”.

También relataron que Violeta “era conocida y muy querida en el barrio aunque detrás de su imagen de abuelita dulce había una mujer de gran carácter”.

“Tenía una casa rodante blanca que tenía su nombre pintado y que se le quemó aproximadamente un mes antes de que se decretara el aislamiento obligatorio en el 2020 y fue así que dormía en la vereda mientras esperaba que alguien cumpliera la promesa que le habían hecho de entregarle una casita nueva”, contó la ONG.

Por último, manifestaron: “Viole, nunca te olvidaremos! Y vamos a poner el alma para que tu voz y la de nuestros abuelos se oiga y se haga Justicia!".

(Télam)