Un joven de 23 años fue asesinado de un balazo en la cabeza en un presunto ajuste de cuentas y su cadáver fue hallado dentro de una camioneta en la localidad mendocina de Guaymallén, informaron fuentes policiales.

Se trata de Jonathan Miranda (23), quien fue hallado asesinado cerca de las 23 de anoche con un disparo en la cabeza por efectivos policiales dentro de una camioneta Ford F-100 abandonada en la intersección de las calles La Rioja e Hilario Ascasubi, en la Guaymallén.

Según los investigadores, los policías que realizaban tareas de vigilancia en esa zona, observaron a la camioneta detenida a un costado del camino y, al acercarse, hallaron el cadáver del joven.

Una ambulancia se acercó al lugar y confirmó la muerte de Miranda a causa de la herida de bala que recibió en la cabeza, por lo que cuerpo fue trasladado a la morgue judicial.

Por su parte, la policía desplegó un operativo en la zona para hallar elementos de pruebas con el objetivo de dar con el o los responsables de la muerte de Miranda.

En esas circunstancias, a las pocas horas del hecho, los investigadores determinaron que un joven de 28 años ingresó con una herida de arma de fuego en la zona cervical al Hospital Lagomaggiore, y no descartan que tenga relación con el homicidio de Miranda.

Una de las hipótesis que manejan los pesquisas es que el joven pudo haber sido asesinado en el marco de una ajuste de cuentas relacionado a una pelea entre bandas.

El herido quedó a disposición de la justicia cuya investigación lleva adelante la Oficina Fiscal 9 de Guaymallén, Mendoza. (Télam)