El secretario de Articulación del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gabriel Fuks, dijo hoy que los 10 puestos de control dispuestos en los puntos de acceso a la ciudad de Buenos Aires están en pleno funcionamiento y que las fuerzas federales aplicarán el "sentido común" a la hora de evaluar las circunstancias de circulación de las personas y si están o no incumpliendo las restricciones dispuestas para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

"El dispositivo ya esta montado porque el anterior DNU mantenía un control de 0 a 6. Esta noche vamos a hacer una fuerte ampliación de los dispositivos, de 20 a 6", expresó el funcionario a radio AM530.

"Vamos a desplegar 8.500 efectivos de las fuerzas federales, unos que ya están en el terreno y otros que se van a sumar: hay 4.000 en la provincia de Buenos Aires, 1.000 más que ese van a sumar, mil y pico que están en el sistema de ferrocarril, y se van a sumar algunos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria", detalló.

El funcionario dijo que "el control se va a establecer en diez puntos que son los mismos en los que ya están llevándose, entre ellos puente La Noria, puente Pueyrredón, en el ramal Pilar y en la autopista Ricchieri, donde se fueron desarrollando el año pasado".

Fuks manifestó que al momento de detener la marcha de un vehículo o de interceptar a alguna persona en esos controles, los integrantes de las fuerzas de seguridad le va a pedir primero nada el permiso de circulación y que van a "aplicar la lógica del sentido común".

"No se va a establecer una punición irracional, hay primero una advertencia y una cantidad de situaciones previas", añadió el secretario, quien enfatizó que estas medidas no son "una persecución" sino que apuntan a "reducir la circulación".

"Arranca el fin de semana, el sentido de estas normas es que hay 25.000 casos (de Covid-19) diarios y estamos teniendo un crecimiento vertiginoso, se está atacando la socialización que surge con la nocturnidad. Alguien puede salir a comprar y si lo paran y dice estoy yendo acá a dos cuadras y vive en la zona..." no tendría inconveniente, dijo.

Sobre las sanciones a quienes violen las restricciones, Fuks dijo que las va a decidir la Justicia y que, de acuerdo a lo normado tras el DNU anterior, primero se le hará al infractor una advertencia y se le pedirá que la firme y, de reincidir, se dará comunicación a la fiscalía actuante para que decida si aplica alguna punición, que puede ir desde una probation al secuestro del vehículo.

Finalmente, el funcionario nacional se refirió a las declaraciones surgidas desde el Gobierno porteño sobre la presencia de las fuerzas federales en la ciudad.

"Quiero aclarar que la pirotecnia verbal que se planteó ayer, que se dio como una invasión de fuerzas federales a la ciudad, es una falacia absoluta", planteó.

Y continuó: "Primero, en la ciudad de Buenos Aires está la sede de las fuerzas federales, y luego porque cumplen funciones: Gendarmería cumple funciones de seguridad ciudadana que la ciudad nos pidió que mantuviéramos. Hay mil gendarmes en la 1.11.14, hay prefectura en la 21-24 cumpliendo funciones policiales, así que esta idea de invasión de las fuerzas federales nos parece bastante contradictoria en cuanto que el Gobierno de la ciudad nos viene pidiendo por favor que no las retiremos". (Télam)