La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró hoy que el objetivo de las nuevas medidas de restricciones para circular que comenzaron esta madrugada es el de "revertir la situación de tensión que hay en el sistema de salud" ante el avance de contagios de coronavirus, y afirmó que desde la entrada en vigencia del nuevo DNU hubo "muy poco tránsito", aunque el "desafío mayor" será en los próximos días hábiles.

"El objetivo de esta medida es cuidarnos y revertir la situación de tensión que hay en el sistema de salud, el agotamiento del personal y las dificultades para garantizar la misma atención para todos los pacientes que llegan internados y bajar la mortalidad también", sostuvo la funcionaria nacional en declaraciones a radio AM750.

Frederic se refirió a la entrada en vigencia del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por el cual desplegaron 11.500 efectivos de las fuerzas federales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para garantizar que se cumplan las medidas para evitar mayores contagios de coronavirus.

"Venimos ya de varias semanas de sostener controles, ahora van a ser más intensos porque van a pasar a ser 24 horas, lo que requiere un esfuerzo mayor del personal que el que teníamos antes", indicó.

La ministra dijo que ayer se vio "mucho tránsito, muy intenso", por lo que consideró que hubo "gente que probablemente se haya ido, al planear este confinamiento en otro lugar y se va a quedar unos días afuera".

"Nos encargamos de comunicar ayer que el turismo está prohibido así que quien se fue ayer no puede volver hasta el 1 de junio", recordó Frederic, quien señaló que circular "es riesgoso" y que por ello "a la gente le tiene que quedar claro que esté donde esté se tiene que quedar con su grupo familiar y no romper esa burbuja para no entrar a amplificar la cantidad de contactos que es lo que acelera la cantidad de personas enfermas".

La titular de Seguridad añadió que en uno de los operativos desplegado en el peaje de Hudson le informaron que había "muy poco tránsito, poco movimiento".

"Hay muy poco tránsito, nos informan que está bastante vacío hay poco movimiento, creo que la concentración de la movilidad se produjo ayer cuando todavía el decreto que estaba vigente garantizada la circulación hasta las 20 para los no esenciales", explicó.

Según Frederic, "el desafío mayor será no solo estos días sino sobre todo el miércoles, jueves y viernes para cumplir el objetivo".

Por último, informó también que las personas que transiten deberán ser "esenciales, portar el certificado de circulación y su documento de identidad y los papeles del vehículo", mientras que los que "no son esenciales podrán circular hasta las 18 y en cercanías a su domicilio".

En ese sentido, el secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, advirtió que quienes no tengan el certificado que los habilite para circular a raíz de las nuevas disposiciones para evitar la propagación del coronavirus y sean detenidos en los controles realizados por las fuerzas de seguridad, serán plausibles de una causa judicial, y pidió a la gente que no sea esencial "no salir a la calle".

"La población conoce bien las consecuencias de este tipo de situaciones porque hace mas de un año y meses que estamos realizando estos controles", dijo el funcionario nacional en una entrevista con el canal TN, donde agregó que "el que no tiene el certificado que lo habilite, se le va a labrar un acta, se va a dar curso a una fiscalía y va a ser plausible de una causa judicial".

El Consejo de Seguridad Interior se reunió ayer por la tarde y participaron las autoridades del Ministerio de Seguridad, de las cuatro fuerzas federales, y los encargados provinciales de esa área de las 24 provincias, para establecer los lineamientos necesarios para garantizar el cumplimiento del DNU firmado por el presidente Alberto Fernández.

Al respecto, las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires advirtieron que desde la 0 horas de hoy se realizan fuertes controles en los accesos y egresos a la Capital Federal, como parte de las nuevas medidas, por lo que permanecen cerrados 71 puntos de ingreso del total de 127 cruces habilitados.

En un comunicado, el Gobierno porteño agregó que "de los 127 cruces que hay en la ciudad, 56 permanecen abiertos" y destacó que las fuertes medidas de control se mantendrán "hasta el lunes 31 de mayo a las 6 horas".

(Télam)