El tribunal del tercer juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido hace casi 20 años en el country Carmel de Pilar, incorporó hoy por lectura el fallo que en 2016 absolvió al viudo Carlos Carrascosa e incluyó como elemento "clave" el nuevo horario del asesinato en las 18.30, cuando el principal imputado Nicolás Pachelo aún estaba dentro del country y el marido de la víctima mirando un partido de fútbol.

"Venimos a desterrar de esta sala los fantasmas vinculados con otras hipótesis y, en particular, Carrascosa y la familia García Belsunce", cerró el fiscal Andrés Quintana, uno de los representantes del Ministerio Público, luego de las más de dos horas de lectura del fallo absolutorio del viudo por el Tribunal de Casación bonaerense en 2016.

Dicho fallo fue una de las pruebas presentadas por los fiscales Patricio Ferrari, Federico González y el propio Quintana, que llevan adelante la acusación contra Pachelo (46) al considerarlo autor del crimen de la socióloga.

La segunda audiencia del tercer juicio por el crimen de García Belsunce comenzó pasadas las 11 ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

Pachelo, el principal acusado, llegó cerca de las 10.30 y se volvió a ubicar detrás de sus abogados defensores, a la derecha de los jueces. Al igual que en la audiencia del miércoles, el exvecino del Carmel volvió a cubrir su rostro con un barbijo ante la presencia de reporteros gráficos, para evitar que pudieran fotografiarlo.

Los otros dos imputados que llegaron al debate en libertad, los exvigiladores Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45), no estuvieron presentes en la sala de audiencias.

Como primera medida, el fiscal Ferrari introdujo un nuevo planteo al solicitarle a los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, la posibilidad de que todas las audiencias puedan ser transmitidas a través de alguna plataforma digital, para que toda la prensa pueda tener la posibilidad de cubrir todo el juicio en forma permanente.

Tras ello, los secretarios del tribunal comenzaron con la lectura del fallo dictado el 20 de diciembre de 2016 por el Tribunal de Casación bonaerense que le dio un vuelco al caso cuando revirtió la condena por homicidio agravado que pesaba sobre Carrascosa, lo absolvió y permitió que recuperar su libertad tras pasar siete años preso.

Una de las claves de ese fallo, fue el resultado de la autopsia que reveló que el crimen se produjo entre las 18.20 y 18.30 del 27 de octubre del 2002, un horario que ubica a Pachelo aún dentro del country y al viudo mirando un partido de fútbol en la casa de sus cuñados.

El primer fiscal que investigó el caso (Diego Molina Pico) había considerado un primer horario de muerte cercano a las 19.07, cuando el viudo ya estaba en su casa y Pachelo en viaje a un shopping en la Capital Federal, pero esa hipótesis se revirtió tras el segundo juicio oral en el que fue citado a declarar el forense que hizo la autopsia y que aportó detalles "claves" sobre las lesiones postmortem que presentaba el cadáver de la víctima.

Según la nueva acusación, está acreditado que Pachelo recién se fue de Carmel a las 18.59 con el auto de su ahora exesposa y, para los fiscales, luego de concretar el crimen de María Marta.

Durante la lectura, Pachelo solo se limitó a escuchar y en un momento le pidió a uno de sus defensores que le brindara un papel en blanco y una lapicera para realizar una serie de anotaciones.

Tras un cuarto intermedio, la audiencia continuó con una nueva discusión –al igual que el primer día- entre el Tribunal y el fiscal Ferrari, quien había solicitado que se reproduzca el video completo de la autopsia al cuerpo de María Marta.

Tras una serie de planteos esgrimidos por el juez Rossi, finalmente se decidió que se transmita solamente el fragmento en el cual los médicos forenses dan cuenta de los proyectiles en el cráneo de la víctima.

La imagen muestra el momento en que los médicos forenses abren el cráneo de María Marta y comienzan a introducir unas pinzas a través de los orificios que la víctima tenía en la cabeza.

Como última pieza procesal de la jornada, se leyeron los autos de procesamiento de la causa en la que en 2005 Pachelo terminó condenado en un juicio abreviado a tres años y medios de prisión por una serie de robos cometidos durante 2003 en casas de vecinos del country "El Carmel" de Pilar, y en los cuales se comprobó que intentó vender al menos 47 palos de golf.

Una de las estrategias de la fiscalía será mostrar que Pachelo tiene un historial delictivo y un repetido modus operandi que, según lo que pretenden probar, también ocurrió el 27 de octubre de 2002 cuando, siempre según su hipótesis, mató a la socióloga de 50 años cuando lo descubrió robando dentro de su casa.

Si bien no adelantaron nombres, se confirmó que, en las audiencias de la semana próxima, que serán el lunes, martes y miércoles, comenzarán a declarar los primeros testigos por parte de la fiscalía y del particular damnificado.

Durante la primera jornada del juicio, la fiscalía aseguró que Pachelo "es el asesino" y que lo va a probar “de manera incontrastable e irrefutable”.

En la presentación de los lineamientos general y con un fuerte impacto visual y escenográfico, el fiscal general adjunto de San Isidro, Ferrari, fue colocando una a una y sobre una pequeña mesa, seis balas para enumerar los seis elementos "claves" de la causa que, según la hipótesis del Ministerio Público, demostrarán la culpabilidad de Pachelo.

Para la fiscalía, el 27 de octubre de 2002, María Marta llegó sorpresivamente a su casa y al descubrir que estaban robando, se enfrentó a los ladrones y terminó asesinada de seis balazos en la cabeza.

Aparte de Pachelo –que es el único que llega preso al debate-, los otros imputados en el crimen de María Marta, son los exvigiladores Glennon y Ortiz, que son defendidos, el primero por los abogados Sergio Loto y Agustín Palladino, y el segundo por las defensoras oficiales María Ventresca y María Eugenia Nigro. (Télam)