El fiscal que investiga el caso del niño de 12 años asesinado a machetazos por su tío el sábado último en una casa de la capital cordobesa, aseguró hoy que "pocas veces" tuvo a su cargo un caso similar a éste, tras asegurar que la vivienda en la que ocurrió el hecho, en el que también resultaron heridos otros dos familiares de la víctima, "estaba llena de sangre".

Se trata del fiscal de Violencia Familiar de Córdoba, Cristian Griffi, quien hoy resaltó a la prensa que la escena del crimen estaba "con sangre por todos lados" y destacó que el agresor, identificado como Eric Ricardo Van de Velde (29), quedó detenido en el Centro Psíquico Asistencial (CPA) de la Justicia de Córdoba.

"Pocas veces me ha tocado un caso o un hecho similar”, explicó el fiscal Griffi, quien agregó que Van de Velde quedó imputado, por ahora, por los cargos de "homicidio simple y lesiones graves y lesiones leves calificadas".

Esta noche, vecinos de barrio Kairos, de la cuidad de Córdoba, donde se produjo el ataque en la tarde del sábado, reclamaban justicia y denunciaron que el agresor tenía antecedentes violentos, ya que el mes pasado "había matado a su propio perro”.

El padre del agresor, Alfredo Van de Velde, dijo a Canal 12 de Córdoba que le pidió a la Justicia que interne a su hijo y que ya había estado bajo un tratamiento psiquiátrico.

"Le rogué al juzgado que lo internara. Mi hijo estuvo dos o tres meses bajo tratamiento en Córdoba y luego salió muy bien", explicó el hombre, quien agregó: "Yo lo quiero mucho y lo amo porque es mi hijo, pero si él vuelve a salir corremos peligro todos".

Además, agregó que a los familiares atacados los veía "como enemigos", aunque a su criterio, en el momento del hecho "no era él, él ya no tenía el control de su mente ni de su vida".

El hecho que se le imputa ocurrió en la tarde del sábado, cuando vecinos advirtieron el ataque en una vivienda de la calle Ushuahia al 3000, en el barrio Karios, de la zona sudoeste de Córdoba Capital, dieron aviso al 911 e intervinieron para detener al agresor.

En la vivienda se hallaban Norma Cejas (56), la hermana del agresor Vanesa Van de Velde (38) y el hijo de ésta, Santiago Palacios (12).

Las fuentes señalaron que los policías arribaron a la escena en momentos en que los vecinos querían linchar al presunto atacante, quien quedó detenido.

En el domicilio los efectivos secuestraron un machete y un cuchillo de guerra ensangrentados, con los que se habría concretado el ataque.

En tanto, las víctimas fueron trasladadas al Hospital de Urgencias de Córdoba donde el chico de 12 años murió, y las otras dos mujeres quedaron internadas y su estado es reservado.

De acuerdo a los médicos Cejas presentaba heridas de arma blanca en su rostro y cráneo, y su hija tenía cortes en el cráneo y el abdomen. (Télam)