El fiscal que participó del juicio por el denominado caso de "Bobinas Blancas", por el que hoy fueron condenados siete imputados, entre ellos tres hombres de nacionalidad mexicana, aseguró que con el fallo del tribunal oral "se hizo justicia" y se mostró satisfecho con la decisión de los jueces de "acceder al pedido de pena" realizado por la fiscalía.

"Es importante que los jueces hayan accedido al pedido de pena que hicimos nosotros y que no hayan cambiado los grados de responsabilidad que habíamos atribuido", dijo a Télam el fiscal federal Gabriel González Da Silva, al finalizar la audiencia virtual realizada hoy en Bahía Blanca.

Da Silva, quien fue el encargado de representar al Ministerio Público Fiscal en el marco del debate, señaló a Télam que "fue una causa que nos llevó nueve meses de juicio, de estudio con actuación de mi equipo de la Fiscalía y de otras unidades especializadas".

"Quedamos muy satisfechos, no por las personas obviamente que tienen que cumplir una condena y eso a nadie le puede agradar, pero sí por el hecho que no estábamos equivocados y creo que se hizo Justicia", agregó.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) de Bahía Blanca condenó esta mañana a la pena de 15 años de prisión el mexicano Max Rodríguez Córdoba, mientras que sus compatriotas Jesús Madrigal Vargas y Gilberto Acevedo Villanueva recibieron 14 años de cárcel, como coautores "de almacenamiento ilegal de estupefaciente agravado por la intervención de tres o más personas".

Además fueron condenados los hermanos mendocinos Darío Maximiliano Cuello y Marcelo Rafael Cuello, a penas de 5 años y 6 por ser partícipes secundarios del delito de almacenamiento ilegal de estupefacientes agravado.

También fue condenado a 6 años de prisión Amílcar Darío Martino, oriundo de Quequén por el mismo delito, en tanto que Emanuel García, operador de Bitcoins y de la Capital Federal, a 5 años por "lavado de activos".

Los tres mexicanos llegaron al juicio oral en calidad de detenidos, mientras que los argentinos lo hicieron en libertad.

Sin embargo, tras la lectura del veredicto, el tribunal ordenó la detención de García, aunque recién podrá llevarse a cabo cuando quede firme la sentencia.

El fiscal sostuvo que en el caso de García "la última jurisprudencia no permite la detención hasta que no quede firme la sentencia, por lo que vendrán los recursos y si se confirma todo tendrá que cumplir".

En el caso de los hermanos Cuello y Martino, el agente fiscal expresó que "están en libertad condicional porque la ley aplicable al momento de los hechos que es el 2016 no vedaba la posibilidad de libertad condicional a condenados por delitos de drogas".

"En el caso del actual Código, sí prohíbe que los que salen condenados por delitos de droga obtengan la libertad condicional pero en este caso ellos se beneficiaron con la ley más benigna", puntualizó.

(Télam)