Uno de los fiscales del juicio a los miembros de la banda “Los Monos” acusados de 12 balaceras a edificios judiciales aseguró hoy que, mediante la declaración de testigos y peritos, se está “demostrando que cada hecho ocurrió”, al finalizar la tercera jornada del proceso oral que tiene como principal imputado al jefe de la organización criminal, Ariel “Guille” Cantero.

El fiscal Gastón Ávila dijo que en la audiencia de hoy, en la que declararon vecinos de los inmuebles baleados en mayo de 2018 e investigadores policiales que participaron de la pesquisa, “se está acreditando la materialidad de los hechos caso por caso”.

“Estamos demostrando que cada hecho ocurrió, en qué fecha, cuál fue la mecánica y la cantidad de disparos, para más adelante ir ingresando en la responsabilidad que tiene cada uno de los autores”, agregó el representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Si bien estaba previsto que el jefe de “Los Monos”, Cantero, pudiera prestar declaración en la jornada de hoy de manera virtual desde la cárcel federal de Marcos Paz, donde está detenido, finalmente no lo hizo.

Durante la audiencia del juicio declaró un vecino del edificio ubicado en Montevideo 1040, del centro de la ciudad santafesina de Rosario, atacado a tiros la noche del 29 de mayo de 2018, poco después de que se conociera la sentencia que condenó a Cantero a 22 años de prisión por un homicidio y como jefe de una asociación ilícita.

En un departamento de ese edificio había residido con anterioridad el juez Ismael Manfrín, presidente del tribunal que condenó a altas penas a los miembros originarios de la banda “Los Monos”.

El testigo recordó que esa noche escuchó “unos ruidos fuertes, como metálicos” mientras subía en el ascensor a su departamento.

Los policías científicos explicaron que fueron seis los impactos de bala calibre 9 milímetros que quedaron marcados en la fachada del inmueble.

Los fiscales señalaron que el atentado se cometió desde una motocicleta tipo enduro en la que se movían los dos atacantes, que aún no fueron identificados.

Además, precisaron que “el material balístico secuestrado en ese hecho” coincide con el incautado un tiempo después, el 13 de julio del mismo año, en un ataque a tiros a la vivienda del padre del juez Juan Carlos Vienna, quien había tenido a su cargo la instrucción de la causa contra “Los Monos”.

Por ese hecho, uno de los 12 que se ventilarán en el juicio, están imputados “Guille” Cantero y Matías Nicolás César como presuntos ideólogos del ataque.

La misma noche de la balacera, cuyos pormenores se ventilaron en la audiencia de hoy, ocurrió otro ataque similar, en una vivienda ubicada en Italia al 2100 de Rosario, que también había pertenecido al juez Manfrín.

El juicio que comenzó el viernes pasado tiene como acusados, además de Cantero y César, a la novia de este último, Lucía Estefanía Uberti; al condenado por el triple crimen de Rosario, Daniel “Teletubi” Delgado; y a Leandro Olivera, Daniel Chávez y Leonel Fernández.

Para los fiscales, el ideólogo de las balaceras a domicilios particulares de jueces y a edificios del Poder Judicial fue Cantero, quien daba las órdenes desde la prisión.

De acuerdo a la acusación, por debajo operaban tres grupos que se encargaban de organizar y ejecutar los ataques armados, a cargo de César, “Teletubi” Delgado y “Chuno” Olivera.

El abogado de Cantero, Fausto Yrure, cree en cambio que “no existen pruebas” de la presunta instigación de su cliente porque la acusación, dijo, se basa en “presunciones”. (Télam)